La hora de los emergentes

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La reunión del G20 ha estado marcada por la crisis económica mundial, especialmente la de la deuda en Europa, pero México, Brasil y Argentina, los países de América Latina presentes, han defendido una agenda propia. El tema principal: tener mayor peso en la toma de decisiones económicas globales. La reunión del G20 ha estado marcada por la crisis económica mundial, especialmente la de la deuda en Europa, pero México, Brasil y Argentina, los países de América Latina presentes, han defendido una agenda propia. El tema principal: tener mayor peso en la toma de decisiones económicas globales.

La crisis económica mundial no está afectando a América Latina por el momento, por lo que los presidentes de Argentina, Brasil y México, representantes de la región en el G20, han desarrollado una agenda paralela a la marcada por la coyuntura económica mundial.

Los líderes latinoamericanos se han unido para exigir que su región tenga un mayor peso en la toma de decisiones económicas mundiales, así como, han insistido en la inclusión en el G20 de un asiento que represente a la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI), que integra a 14 países de la región.

Por su parte, Dilma Rouseff ha pedido a los líderes del G20 que se comprometan a endurecer sus leyes para reducir los gases de efecto invernadero causantes del calentamiento del planeta. «Los países deben asumir compromisos para reducir emisiones de gases de efecto invernadero», dijo la presidenta del país carioca a sus colegas.

Para Cristina Fernández el momento culmen de esta cumbre, tuvo lugar durante su reunión con el presidente estadounidense Barack Obama. La relación entre ambos países ha tenido numerosos altibajos en los últimos años, y la presidenta argentina ha reiterado su deseo de dejar de lado todos los problemas con la Casa Blanca en el marco de su nuevo mandato, que comenzará el próximo 10 de diciembre.

Durante la audiencia sobre seguridad alimentaria, la mandataria argentina ha subrayado que el problema del precio de los commodities reside en el sistema financiero y solicitó a los líderes mundiales incrementar los controles. Hay que destacar que el principal motor de la economía de América Latina es la exportación de materias primas, cuyos precios han caído en los últimos meses, especialmente el de la soja, en el que Argentina es el máximo productor de la región.

El Presidente de México, Felipe Calderón, ha defendido en esta cumbre el incremento del precio de la gasolina como parte de una estrategia para eliminar los subsidios a los hidrocarburos en la región. “Para establecer una economía de crecimiento verde, se deben eliminar los subsidios de manera gradual para evitar crisis económicas, ya que la carestía de los alimentos y de las gasolinas han sido los factores disparadores para las movilizaciones sociales que este año han marcado a Oriente Medio y Asia”, remarco Calderón.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA