La fractura republicana en Miami

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El partido republicano parece fracturarse en Florida, cuando faltan pocos meses para las elecciones presidenciales. El candidato démocrata a la reelección, Barack Obama, podría aprovechar este hecho, para volver a ganar en ese estado como hizo en 2008. El partido republicano parece fracturarse en Florida, cuando faltan pocos meses para las elecciones presidenciales. El candidato démocrata a la reelección, Barack Obama, podría aprovechar este hecho, para volver a ganar en ese estado como hizo en 2008.

La última controversia ha sido provocada por una controvertida ley, firmada ya por el Gobernador Rick Scott, en la que se impide a todos los poderes locales del Estado que contraten o paguen con dinero público a empresas que tengan intereses en la Isla.

Scott sancionó la norma, pero advirtió que, aunque la apoyaba, iba a ser muy complicado hacerla cumplir porque los propios servicios jurídicos del Estado dudaban de su constitucionalidad.

Sus declaraciones provocaron un verdadero huracán en el Partido y fueron contestadas con dureza por las figuras más clásicas del anticastrismo radical de Miami, ahora cercanas al ‘Tea Party’, como Ileana Ros-Lethinen o Mario Díaz Balart.

Pero muchos conservadores anglosajones están contra la Ley y el equipo del candidato presidencial Mitt Romney duda. Aunque recibió el apoyo de Lethinen y Díaz Balart en su lucha por la nominación no olvida que hace cuatro años, Barack Obama ganó en Florida, a pesar de adoptar una posición política condescendiente con la Isla.

El problema parece residir en que la evidente pérdida de peso del anticastrismo radical de Miami en este grupo político conservador no ha propiciado la aparición de una mayoría alternativa fuerte con capacidad suficiente para reclamar el liderazgo, pero el equilibrio de fuerzas ha cambiado.

Por otro lado, el gobernador de Florida, Rick Scott, se reunirá el miércoles con el ministro de Exteriores, José Manuel García Margallo. Scott pisará la próxima semana tierras españolas y poco, o nada, se sabe de su visita.

Ni desde el Ministerio de Asuntos Exteriores, ni desde la embajada de EEUU en España se detalla cuál será la agenda del gobernador en nuestro país. Lo único que ha podido saber AméricaEcónomica es el encuentro que mantendrá el dirigente estadounidense con García Margallo el miércoles a las 16:30 horas en la sede del Ministerio en el centro de Madrid.

Una cita de la que el departamento de Exteriores no ha querido dar ningún detalle. Desde la embajada de EEUU en Madrid tampoco se ha querido hacer ninguna declaración al respecto alegando que la agenda de los gobernadores no la organizan ellos, sino que, como en el caso de Scott, recae en la Fundación España-Florida con sede en EEUU.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA