La crisis del Canal

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El embajador español de Panamá, Jesús Silva, ha revelado que la ministra de Fomento, Ana Pastor, podría visitar el país en los próximos días para mediar en el conflicto con el consorcio liderado por Sacyr. El embajador español de Panamá, Jesús Silva, ha revelado que la ministra de Fomento, Ana Pastor, podría visitar el país en los próximos días para mediar en el conflicto con el consorcio liderado de Sacyr -una empresa privada-, después de que éste haya anunciado la suspensión de las obras del Canal de Panamá. Fuentes del Ministerio de Fomento han asegurado a ElBoletin.com que el viaje aún no está confirmado.

«Estamos estudiando la posibilidad de que Pastor venga de visita en los próximos días y se entreviste con las partes involucradas y traiga un mensaje de Rajoy», ha afirmado Silva, en declaraciones a RNE recogidas por Europa Press, en las que ha señalado además que también se trasladará al país centroamericano el presidente de la constructora española, Manuel Manrique.

En este sentido, el embajador español en Panamá ha subrayado que el objetivo es intentar favorecer que se retome el diálogo para culminar las obras de ampliación del Canal, un proyecto que «tiene que salir adelante».

Silva a afirmado que el presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, se ha mostrado dispuesto a «hacer cualquier cosa», incluido viajar a España para entrevistarse con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

En este sentido, Silva ha afirmado haber asegurado a Martinelli que el Ejecutivo español está dispuesto a mediar entre Panamá y Sacyr para resolver el conflicto que amenaza con paralizar la ampliación del Canal de Panamá.

«Si se paran las obras del Canal, perdemos todos», ha subrayado Silva. «Hay que hacer entender a todas las partes que con la resolución del contrato todos perdemos, es decir, que pierde por supuesto el consorcio, que pierde la imagen de las empresas españolas, que pierde por supuesto la Marca España, pero pierde mucho también Panamá y pierde mucho la imagen del Canal», ha explicado.

Según Silva, se trata del proyecto más importante que han encarado los panameños en los últimos cien años, por lo que, en su opinión, tienen que ser conscientes de que cualquier solución de ruptura al final costara mas tiempo y dinero de lo que costaría llegar a un acuerdo sobre un sobrecosto.

Por su parte, ell presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, ha anunciado que viajará a España e Italia para exigir a sus gobiernos que pidan a sus empresas que cumplan con el contrato de ampliación del Canal de Panamá.

“Yo voy a ir a España e Italia a exigirle a estos gobiernos, porque no puede ser que una empresa meta una cantidad enorme de sobrecostos en una obra de ampliación, que es una obra de la humanidad, que cuando ellos licitaron pusieron un precio y ahora van a venir con el cuentito de que están subiendo los precios”, hay declarado Martinelli en unas declaraciones recogidas por la agencia Efe.

El consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC), liderado por la española Sacyr y la italiana Impregilo, y al que pertenecen también la belga Jan de Nul y la panameña Cusa, explicó ayer en un comunicado que ya ha enviado a la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) la nota preaviso de suspensión de la construcción del tercer juego de esclusas “ante los incumplimientos del contrato”.

Esta ampliación del Canal de Panamá, con un importe de 3.118 millones de dólares, es uno de los mayores proyectos de ingeniería civil de la historia.

Según recoge Europa Press, el consorcio “no puede continuar una obra en la que se proyectan 1.600 millones de dólares en sobrecostos, que son responsabilidad del empleador, siempre bajo el contrato y las leyes panameñas y a pesar de que GUPC ha remitido diferentes propuestas específicas que la ACP ha rehusado discutir hasta la fecha”.

Ahora la ACP dispone de un plazo de 21 días para cumplir con los requerimientos solicitados, aunque mientras tanto los trabajos continuarán con normalidad, según GUPC, que está integrado además por la constructora belga Jan de Nuil y la panameña Constructora Urbana.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA