Gracias Bernanke

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La dinero inyectado en el mercado financiero estadounidense por los programas de estímulo monetario realizados por la Reserva Federal de EEUU (Fed), anima a las empresas latinoamericanas a aprovechar el momento para buscar financiación a tipos de interés favorables. La brasileña Odebrecht y la argentina YPF, filial de Repsol podrían ser las dos próximas compañías en emitir deuda. La gran cantidad de dinero insertado en el mercado estadounidense, a razón de los estímulos monetarios realizados por la Reserva Federal de EEUU (Fed), anima a las empresas latinoamericanas a conseguir financiación en los mercados internacionales. La brasileña Odebrecht y la argentina YPF Repsol podrían ser las dos últimas compañías en emitir deuda en el extranjero.

La decisión de la Fed de comprar deuda pública estadounidense por un valor total de 600.000 millones de dólares (427.460 millones de euros) con el objetivo de impulsar la recuperación económica ha beneficiado directamente a las empresas latinoamericanas, las cuales ven” una oportunidad” clara de encontrar financiamiento, como ha señalado Luis Flores, de IXE, a Americaeconomica.com.

Los analistas señalan la abundante liquidez existente en los mercados internacionales y las bajas tasas de interés que ofrecen los principales países desarrollados como las razones por las que las empresas latinoamericanas consiguen financiación para sus proyectos.

La rentabilidad que ofrecen ambas compañías latinoamericanas ronda la cifra de 6,5% y 7%. Otras compañías internacionales que han emitido en el mercado internacional, como Citigroup, ofrecen un tipo de interés de 2,7%, o en el caso del Banco do Investimento do Brasil, que posee una cifra de 5,5%.

Si nos referimos a los países desarrollados, EEUU ofrece una rentabilidad del 2,6% en sus bonos con vencimiento a 10 años; los mismos bonos en Alemania poseen una cifra de 2,43%; Japón, 0,99%, o España, que en la actualidad tienen un 4,48%.

Además, la situación en Latinoamérica es muy atractiva para los inversores, ya que, según los analistas consultados, tiene buenas expectativas de crecimiento. Recientemente, el Banco de España ha afirmado, en su último informe, que no se han deteriorado las perspectivas de crecimiento para 2010 y 2011, “más bien al contrario”. Señalan que las previsiones siguen revisándose al alza, al tiempo que destaca las buenas calificaciones crediticias de Chile, Colombia, Uruguay, Ecuador y Argentina.

De igual forma el prestigioso periódico estadounidense The NewYork Times ha alabado la situación económica de Latinoamérica, ya que mientras el déficit azota las frágiles economías de EEUU y Europa, la región experimenta un intenso crecimiento económico que supone la envidia de sus contrapartes norteñas.

Los analistas señalan que las empresas que consiguen financiación, lo pueden hacer por dos motivos. Uno, “para seguir creciendo y conseguir una posición de liderazgo” o para sobrevivir, e impedir la quiebra, como ha señalado Flores a este medio.

YPF, la filial argentina de Repsol, planea emitir bonos en el extranjero por hasta 600 millones de dólares, en la que sería su primera incursión en los mercados de deuda internacionales en doce años. Si se materializa esta operación, la compañía destinará estos fondos a proyectos de inversión.

La petrolera argentina podría pagar una rentabilidad del 7% por sus bonos a diez años, o 400 puntos básicos más que el papel emitido por su matriz con el mismo vencimiento, según ha asegurado Jim Harper, analista de BCP a medios internacionales. El rendimiento también sería superior en 200 puntos a la media de las compañías energéticas de Latinoamérica, según el índice Credit Suisse Group LABI.

Por otro lado, el conglomerado industrial brasileño, Odebrecht, ha emitido deuda por valor de 1.500 millones de dólares (1.089,66 millones de euros), con un vencimiento a 10,5 años, según ha publicado el diario norteamericano The Wall Street Journal. Personas cercanas a la operación han dicho que los bonos tienen una rentabilidad de 6,375%.

HSBC Holdings, Deutsche Bank, Santander y BB Securities han sido los encargados de colocar la oferta, según el diario estadounidense.

Las empresas latinoamericanas aprovechan el momento por el que pasan los mercados internacionales. La abundante liquidez y las bajas tasas de interés dan lugar a esta situación, la cual parece beneficiar a toda la región latina.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA