Evo da marcha atrás

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Después de que el presidente de Bolivia, Evo Morales, acusara a EEUU de haber sido instigador de las revueltas en Venezuela, recibió la visita de cinco congresistas estadounidenses, lo que podría suponer la recuperación de las relaciones entre ambos países. Después de que el presidente de Bolivia, Evo Morales, acusara a EEUU de haber sido instigador de las revueltas en Venezuela, recibió la visita de cinco congresistas estadounidenses, lo que podría suponer la recuperación de las relaciones entre ambos países.

Esto supondría recuperar la sintonía tras seis años después de que Bolivia expulsara al embajador Philip Goldberg, de la oficina antinarcóticos y de cooperación internacional (DEA y USAID por sus siglas en inglés).

Al terminar la visita de la delegación estadounidense y de las duras palabras que Morales vertió sobre el Gobierno de Barack Obama pareció desdecirse y aseguró no tener ningún problema en restablecer a los embajadores siempre que “haya respeto entre ambos países”.

El grupo de los congresistas, que llegó desde Chile, se encuentra en plana gira por varios países de la región y ha sido recibida por el presidente boliviano en una audencia en la Casa del Gobierno.

La delegación, como comenta el diario español El País está presidida por el senador demócrata Tom Harkin e integrada por sus colegas María Cantwell y Bernard Sanders junto a los representantes demócratas George Miller y Rush Holt.

Según Morales, “hay buena voluntad para gestiones que mejoren las relaciones entre los gobiernos de Bolivia y EEUU. Menos de 24 horas antes, el mandatario acusó a EEUU de pretender una intervención militar en Venezuela para apoderarse de su petróleo.

Sobre ello, les ha pedido a los congresistas que el Gobierno del presidente Barack Obama “respete al hermano Maduro, respete la democracia y todas las posesiones que hay en América Latina y el Caribe”.

Según la prensa, el sentimiento antiimperialista del presidente Morales se ha convertido, aparentemente, en un factor de freno a la hora de reestablecer las relaciones diplomáticas.

El fuerte sentimiento antiimperialista del presidente Morales y de su Gobierno se ha convertido, aparentemente, en un factor de freno en el restablecimiento pleno de relaciones diplomáticas.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA