Especulación agrícola

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los agricultores estadounidenses, que se preparan para plantar la cosecha de maíz de este año, se han topado con un obstáculo inesperado: la falta de semillas, que podría disparar el precio de esta ‘commodity’. Los agricultores estadounidenses, que se preparan para plantar la cosecha de maíz de este año, se han topado con un obstáculo inesperado: la falta de semillas, que podría disparar el precio de esta ‘commodity’.

Según algunas estimaciones recogidas por The Wall Street Journal, el suministro de semillas de maíz para la actual temporada en EEUU ha caído entre 25% y 50%. La producción de granos, que se hace a partir de plantas especializadas, fue reducida por la sequía que afectó a las zonas del Mediooeste y las Grandes Planicies el año pasado.

La escasez amenaza con arruinar la que podría ser una de las mayores cosechas de maíz en EEUU, el mayor productor del mundo. Los pronósticos auguraban alzas de 3,4% respecto al año pasado.

De este modo, 2012 podría ser el segundo año consecutivo marcado por los problemas en los mercados de esta materia prima. El año pasado, una ola de calor disminuyó la cosecha de maíz anticipada, lo que desembocó en un alza inusitada en los precios que llegaron a los ocho dólares por celemín (equivalente a unos 25,4 kilogramos). Aunque los precios cayeron en el segundo semestre, en las últimas tres semanas, los precios han repuntado ya un 14% por la mayor demanda de China y por los temores a una menor producción en Latinoamérica.

Ayer los futuros del maíz no registraron grandes variaciones y cerraron con un precio de 6,58 dólares en el mercado de Chicago. Sin embargo, si la cosecha en EEUU resulta decepcionante, podrían ascender hasta los 10 dólares, según las previsiones de la compañía inversora Central States Commodities, que recoge el diario estadounidense.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA