En busca de votos

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El partido conservador de España, conocido con las siglas PP, Partido Popular, se ha lanzado a ‘preparar’ a las agrupaciones que tiene abiertas en América Latina para las elecciones locales y autonómicas de 2011. María Dolores de Cospedal, secretaria general del partido, Alberto Ruiz Gallardón, alcalde de la capital española o Alberto Núñez Feijoo, presidente de Galicia, cruzarán el charco para reforzar el papel del PP en los nueve países en los que tienen representación los populares. Además, los conservadores no darán la espalda a los latinoamericanos residentes en España, así la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, mantendrá un encuentro con ellos el próximo martes 23 de febrero. El partido conservador de España, conocido con las siglas PP, Partido Popular, se ha lanzado a ‘preparar’ a las agrupaciones que tiene abiertas en América Latina para las elecciones locales y autonómicas de 2011. María Dolores de Cospedal, secretaria general del partido, Alberto Ruiz Gallardón, alcalde de la capital española o Alberto Núñez Feijoo, presidente de Galicia, cruzarán el charco para reforzar el papel del PP en los nueve países en los que tienen representación los populares. Además, los conservadores no darán la espalda a los latinoamericanos residentes en España, así la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, mantendrá un encuentro con ellos el próximo martes 23 de febrero.

Las tiranteces que en el 2008 protagonizaron el consejero de la Comunidad de la Madrid Alfredo Prada, y Esperanza Aguirre, fueron aprovechadas por candidato presidencial de la agrupación de derechas, Mariano Rajoy, para potenciar la estrategia del PP en el exterior.

Desde que en septiembre de ese año Rajoy designara a Prada nuevo responsable en el exterior, éste no ha cesado de abrir, o en su caso mantener, las agrupaciones que el partido tiene repartidas por gran parte de América Latina.

Tras las aperturas de sedes en el último año en países donde todavía los populares no habían desembarcado como Chile, Perú y Ecuador, ahora toca consolidar el proyecto con “congresos”.

Según han asegurado fuentes del partido a Americaeconomica.com, “nos vamos a volcar ahora en Latinoamérica para que la dirección de nuestras agrupaciones estén lo mejor preparadas posible para captar el voto de los españoles que viven allí”.

Por este motivo, la estrategia de los conservadores pasa por cerrar lo antes posible los congresos programados en dos de sus agrupaciones insignias en ese continente. El 20 de marzo tendrá lugar el tercer congreso del PP de Uruguay y al día siguiente tomarán el relevo sus compañeros en Argentina que organizarán un cónclave más, el cuarto de la agrupación.

El PP de ambos países supone una voz importante no sólo en la región sudamericana, sino también en las propias filas del partido en España. El presidente de la agrupación en Uruguay y su homólogo en Argentina son miembros de la Junta Directiva Nacional y son las dos agrupaciones, junto a la de México, más consolidadas. Tienen ‘cantera’ para el futuro al contar con el grupo de Nuevas Generaciones, están expandidas con un puñado de delegaciones, así como intentan compartir los ideales del PP por las nuevas tecnologías al abrir un perfil en Facebook.

Por todos estos motivos, la dirección nacional del partido ha acordado que en los mencionados congresos que se encargarán de decidir quienes serán los miembros de los órganos de dirección para los próximos cuatro años cuenten con la presencia de ‘pesos pesados’ y en alza del PP.

María Dolores de Cospedal, Alberto Ruiz Gallardón, Alberto Núñez Feijóo, Antonio Basagoiti o Alicia Sánchez Camacho serán algunos de los dirigentes del PP que a finales de marzo saltarán el charco e intentarán darse todo un baño de masas en Uruguay y en Argentina. Sánchez Camacho aprovechará la cita para darse a conocer entre los emigrantes españoles como la nueva líder del partido en Cataluña de cara a los comicios que se prevén para el mes de diciembre en esta comunidad.

La dura rivalidad y la relativa igualdad que el PP y el Partido Socialista Obrero Español han conseguido en las últimas elecciones ha provocado que se haya iniciado la lucha por el voto por muy lejos que esté. A esto hay que unir el aumento de importancia que en los comicios tienen estos votos respecto a anteriores citas en las urnas.

Frente a la actividad del PP, el PSOE no ha dado señales de vida en este asunto y parecen querer solucionar primero sus candidaturas en España.

Además de los mencionados viajes a Uruguay y Argentina, en la agenda de los miembros del partido conservador español está ‘dar una vuelta’ por las nuevas delegaciones del PP en ese continente. Ecuador, Chile o Brasil son los países en los que la dirección del partido está en manos de una gestora y, para dar sensación de implantación, los populares van a acudir a apoyar la organización de congresos.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA