El rompecabezas cubano

Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en reddit
Compartir en telegram
Compartir en email

La economía se mantiene como el principal problema para el presidente de Cuba, Raúl Castro, que no acaba de cuadrar el ‘sudoku’ de controlar los mercados de producción y abrir la puerta a los nuevos negocios privados de los cuentapropistas. De momento, lo que sí ha hecho es subir los impuestos a las importaciones. La economía se mantiene como el principal problema para Raúl Castro que no acaba de cuadrar el ‘sudoku’ de controlar los mercados de producción y abrir la puerta a los nuevos negocios privados de los cuentapropistas. De momento lo que sí ha hecho es subir los impuestos a las importaciones.

El lunes entró en vigor en Cuba las nuevas tarifas aduaneras a las mercancías importadas por viajeros y a los envíos de paquetes procedentes del exterior, lo que puso en alerta a muchos empresarios y consumidores de la Isla.

Los viajeros que importen artículos por un valor mayor de 50.99 pesos deben pagar ahora 10 pesos cubanos (CUP) o convertibles (CUC) por cada kilogramo extra. Quedan exentos de este gravamen los 25 kilogramos del equipaje personal y los 10 kilogramos de medicamentos.

Aunque las nuevas medidas se aplican a artículos sin fines comerciales, muchos pequeños negocios importadores de productos temen verse afectados por la nueva medida, que en algunos casos les obligará a subir los precios. Por su parte, los ciudadanos también temen esta posible alza, que se sumaría al aumento de productos importados y los paquetes recibidos.

Estos consumidores podrán ahora comprar con tarjetas de débito en pesos cubanos productos que hasta ahora solamente se podían adquirir mediante pesos convertibles, según informaba ayer la agencia Asociated Press (AP). Para algunos expertos, podría tratarse de un primer ensayo de la complicada unificación monetaria.

Se trata de un experimento piloto mediante el que los cubanos podrían hacerse con determinados productos sin necesidad de realizar un cambio de moneda o disponer en mano de pesos convertibles. Hasta ahora los cubanos debían ir a las casas de cambio con sus pesos cubanos y canjearlos para poder adquirir muchos productos que solo se venden en esta moneda.

El programa no ha sido anunciado por la Administración y se está llevando a cabo en muy poco sitios. Las informaciones de AP aseguran que uno de los establecimientos que ha comenzado a aplicar la medida es un supermercado estatal situado entre las calles 3ª y 70. La agencia sostiene además que el programa está anunciado en un cartel colocado en las cajas del supermercado.

En Cuba circulan actualmente dos monedas, los pesos cubanos o CUP, con los que se pagan los sueldos de los ciudadanos, y los pesos convertibles o CUC, que suponen el cambio de monedas extranjeras y tienen más valor.

También esta semana, un medio de comunicación con sede en Miami, Café Fuerte, informaba de que desde agosto del 2011 se han cometido en Cuba más de 12.000 hurtos y sacrificios ilegales de ganado. Por lo que estos delitos persisten a pesar de que las autoridades cubanas han desplegado desde mediados del año pasado la mayor ofensiva policial para proteger la ganadería de la Isla en la llamada Operación Tauro.

Mientras que por su parte, la prensa oficial cubana insistía en su empeño por mostrar una clara apuesta del país por las energías renovables. Según estos medios, el uso de energías renovables durante el 2011 en Cuba representó el 21,6% del total de la producción de energía primaria del país, lo que significa un aumento de 4%, según datos de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI) que había recogido esta prensa.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA