El resurgimiento de Petroperú va tomando forma

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La petrolera estatal peruana, Petroperú, retomará su actividad a partir de 2013, pero para ello necesitará la ayuda del sector privado, que le proporcionará capital. Esta empresa lleva parada desde 1990, cuando dejó de extraer este carburante ante la privatización de varias de sus actividades. La petrolera estatal peruana, Petroperú, retomará su actividad a partir de 2013, pero para ello necesitará la ayuda del sector privado, que le proporcionará capital. Esta empresa lleva parada desde 1990, cuando dejó de extraer este carburante ante la privatización de varias de sus actividades.

Aurelio Ochoa, presidente de la organización Perupetro, encargada de promover la inversión de los hidrocarburos en el país andino, indicó que la idea de la estatal es entrar en la etapa de producción en los lotes que existen actualmente y cuyas concesiones terminarán entre los años 2013 y 2016.

Está previsto que se exploten las reservas existentes, cuyo coste de producción irá de los seis a los diez dólares. Un coste mucho más bajo que el precio de compra del crudo de alrededor de 90 dólares (67 euros).

Eso sí, la participación de Petroperú será mediante la asociación con empresas privadas, ya que necesitará capital. Según Ochoa, ya hay compañías que buscan concretar alianzas con la petrolera, dado que ésta ofrece garantías y experiencia.

Para todo esto, Perupetro ayudará a Petroperú para que pueda volver a explorar y explotar hidrocarburos, aunque en un principio sólo producirá crudo, ya que todavía no puede desarrollar exploraciones de riesgo hasta que se capitalice.

En lo que resta de año, Petroperú firmará seis nuevos contratos de exploración petrolera de lotes ubicados en la selva peruana. Cuatro de ellos serán suscritos con la española Repsol-YPF y la colombiana Ecopetrol, mientras que otros dos serían con Emerald Energy, asentada en el Reino Unido.

Poco a poco, va dando pasos. Hace unos días, la compañía firmó con Repsol un acuerdo para establecer gasoductos y abastecer con gas natural la zona sur del país. Este proyecto forma parte de la masificación de gas natural licuado que tiene prevista el Gobierno.

La petrolera estatal planea la compra de un 40% de gas licuado de petróleo a Pluspetrol, empresa dedicada a la explotación de yacimientos de gas y la mayor productora de Perú. El Gobierno busca un cambio en la matriz energética del país hacia una energía más limpia como la de fuente gasífera, que es menos contaminante que el petróleo.

Además, la petrolera también llevará a cabo la modernización de su refinería de Talara, ubicada en Piura. Ésta requerirá una inversión de hasta 1.700 millones de dólares (1.286 millones de euros) para incrementar la capacidad de refinación de esa planta.

Esta modernización permitirá tener combustibles más limpios reduciendo la cantidad de azufre. Ello obligará a la competencia, que es Repsol, a hacer inversiones muy importantes en la Refinería La Pampilla para seguir bajando el nivel de azufre del hidrocarburo.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA