Economía en peligro

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La creciente revalorización del peso colombiano frente al dólar ha encendido las alarmas a todos los sectores productivos del país latinoamericano. Los empresarios industriales, cafeteros o lecheros temen que esta apreciación de la divisa pueda comenzar a afectar de manera importante a las exportaciones. La creciente revalorización del peso colombiano frente al dólar ha encendido las alarmas a todos los sectores productivos del país latinoamericano. Los empresarios industriales, cafeteros o lecheros temen que esta apreciación de la divisa pueda comenzar a afectar de manera importante a las exportaciones.

El Gobierno de Juan Manuel Santos es también consciente del peligro del peligro que la revalorización de la moneda puede suponer para la economía colombiana. Por ello, está preparado para iniciar una compra masiva de dólares con el objetivo de contrarrestar el alza de la moneda del país latinoamericano, que puede afectar a las exportaciones en un momento en el que la economía de Colombia esta perdiendo fuerza.

Así lo ha revelado esta semana el ministro de Hacienda colombiano, Mauricio Cárdenas, quien ha anunciado que el Ejecutivo ha reducido su meta de colocación de bonos en 1.000 millones de dólares, hasta los 1.600 millones. Mientras tanto, mantendrá su programa de conseguir créditos con organismos por 1.000 millones de dólares.

El ministro ha asegurado además que el Gobierno comprará 1.000 millones de dólares en el mercado cambiario local para hacer frente a las amortizaciones e intereses de la deuda externa del país.

Según ha informado, los recursos económicos para llevar a cabo la compra de dólares se obtendrán de una disminución de los pagos de intereses, así como del descenso de las necesidades de financiamiento interno.

Además, el Gobierno tomará otra serie de medidas para evitar la apreciación del peso, como la compra de 1.000 millones de dólares con los recursos obtenidos por las regalías mineras y petroleras. Entre febrero y mayo, el Banco Central colombiano comprará unos 3.000 dólares.

La apreciación de la moneda colombiana está afectando a la actividad económica en un país en el que las exportaciones juegan un papel muy relevante.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA