Duelo de titanes en México

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El empresario mexicano Ricardo Salinas se ha salido con la suya y ha conseguido ‘arrebatar’ al multimillonario del mismo país, Carlos Slim, la licitación del Plan Nacional colombiano de Fibra Óptica, un proyecto que llevará este servicio a más de 700 municipios del país. El empresario mexicano Ricardo Salinas se ha salido con la suya y ha conseguido ‘arrebatar’ al multimillonario del mismo país, Carlos Slim, la licitación del Plan Nacional colombiano de Fibra Óptica, un proyecto que llevará este servicio a más de 700 municipios del país.

El conglomerado de Ricardo Salinas Unión Temporal Fibra Óptica Colombia, integrado por Total Play y TV Azteca, será por tanto el encargado de llevar a cabo un proyecto de 415.837 millones de pesos (158 millones de euros), en lugar de Telmex de Carlos Slim. De este modo Salinas consigue introducirse en el mercado de las telecomunicaciones de Colombia.

Salinas se ha encontrado con una oportunidad perfecta para poder entrar en el mercado colombiano y además poder ofrecer servicios de Internet, telefonía fija, televisión e incluso móviles, de los que la empresa Telmex es por ahora el rey indiscutible en Colombia, y la ha aprovechado.

Pero a pesar del resultado, Slim no se ha rendido. Telmex ha emitido un comunicado en donde explica que el Ministerio de las Tecnologías de la Información no llegó a descalificar realmente su propuesta y que mantiene sus reservas sobre la transparencia de todo el proceso.

El multimillonario mexicano considera que las evidencias que presentaron en contra Unión Temporal Fibra Óptica Colombia eran suficientes para haber rechazado esta oferta y en cambio se la han adjudicado.

En la licitación también han participado otras compañías como es el caso del consorcio de Media Commerce Partners, ZTE, Exicom y Anditel; y el peso pesado de Telefónica. Aunque los que han seguido este concurso sabían que la ‘lucha’ era entre dos.

El conflicto entre los dos mexicanos por el control de las telecomunicaciones en Latinoamérica comenzó en México el pasado mes de marzo. Desde hace varios años ya competían en mercados como EEUU y Centroamérica, pero en esa ocasión las compañías de Slim decidieron dejar publicitarse en los canales de Televisa, rival de la TV Azteca.

La razón que se dio desde Telmex es que se elevaron los precios de la publicidad de forma injustificada. Aquí fue en donde entró Salinas en juego, ya que anunció que las empresas de Slim, sólo podrían anunciarse en la TV Azteca, siempre que redujeran el precio de interconectar sus empresas telefónicas con los demás operadores.

A esta petición se fueron uniendo más compañías que junto a la televisión de Salinas enviaron un mensaje a la Comisión Federal de Comunicaciones para que se redujeran las tarifas de conexión.

La respuesta de Slim no se hizo esperar y contestó a sus rivales que lo que planeaban era usar gratis su red para así no tener que invertir en infraestructura. Pero no quedó sólo en esto, ya que pocos días después decidió Slim sacar su propio canal de televisión, Uno Noticias.

Como puede verse la lucha fue encarnizada. Posteriormente Salinas mostró su intención de aumentar su presencia en todo el territorio latinoamericano, lo que para muchos expertos significó una ‘declaración de guerra’ hacia Slim, que con sus empresas Telmex y América Móvil dominaba la zona. Antés su foco principal de inversión se encontraba el comercio y la banca.

Todo el que conoce al empresario Slim sabe que es un hueso duro de roer, por lo que Salinas, a pesar de haber ganado una batalla, no debería de dormirse ya que la guerra todavía continúa.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA