Divisa al alza

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El dólar paralelo (también llamado blue) de Argentina ha vuelto a dispararse ayer y ha tocado los 7,6 dólares estadounidenses, lo que hace que siga sin tocar techo.

El dólar paralelo (también llamado blue) de Argentina ha vuelto a dispararse ayer y ha tocado los 7,6 dólares estadounidenses, lo que hace que siga sin tocar techo.

La cifra que ha alcanzado la divisa ha sido diferente de la del dólar oficial, que se ha mantenido estático en los 4,95 dólares, lo que ha supone que la brecha que separa a ambos dólares ya se sitúe en el 53%.

Según apunta la prensa argentina, la demanda ha vuelto a superar a la oferta, lo que ha supuesto que fuesen muchos los compradores interesados en hacerse con la divisa paralela y ha vuelto a marcar un nuevo récord.

Los analistas han señalado que los cambios en la cotización del blue no tienen nada que ver con cuestiones estacionales sino que, simplemente, se debe al rechazo que sienten los argentinos por ahorrar en pesos.

“Hay auténtica demanda del dólar paralelo, no es sólo estacional, como dice el Gobierno”, ha señalado Martín Redrado, expresidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA).

El actual árbitro de la Organización Mundial de Comercio ha asegurado, además, que la volatilidad que en los últimos días experimentó la divisa responde a “al interés del Gobierno de generar un puente sosteniendo la cotización informal hasta que en marzo entren los dólares de la cosecha y se recomponga la sangría de reservas”.

Con él coincide Nicolás Dujovne, exdirector del BCRA, que ha asegurado que “el Gobierno niega al tipo de cambio informal e intenta mantenerlo controlado con ayuda de casas de cambio amigas, pero tarde o temprano ambos tipos de cambio deberán converger y lo harán al precio del paralelo” ha señalado.

Para Maximiliano Castillo Carrillo, ex gerente de Análisis Macroeconómico del BCRA y director de la consultora ACM, no hay un techo para el blue. “Es muy difícil proyectar cómo será la brecha entre el blue y el oficial, pero la situación no mejorara porque lo que sucede con la brecha cambiaria es el resultado de una política monetaria y fiscal inconsistente”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA