Cuestión de negocios

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La familia más rica de Chile, los Luksic, propietaria del conglomerado de empresas más grandes del país andino, se ha propuesto este 2010 estrechar sus relaciones comerciales con EEUU. Andrónico Luksic, cabeza visible del Banco de Chile, venderá parte de la participación familiar en la segunda entidad financiera del país a la estadounidense Citigroup para que esta llegue a controlar más del 40%. Además, su brazo minero, Antofagasta, ha desembarcado en EEUU con la compra del 65% de un proyecto de cobre y níquel situado en el estado de Minnesota. La familia más rica de Chile, los Luksic, propietaria del conglomerado de empresas más grandes del país andino, se ha propuesto este 2010 estrechar sus relaciones comerciales con EEUU. Andrónico Luksic, cabeza visible del Banco de Chile, venderá parte de la participación familiar en la segunda entidad financiera del país a la estadounidense Citigroup para que esta llegue a controlar más del 40%. Además, su brazo minero, Antofagasta, ha desembarcado en EEUU con la compra del 65% de un proyecto de cobre y níquel situado en el estado de Minnesota.

La familia Luksic se alía con la estadounidense Citigroup para plantar cara a Emilio Botín, presidente del Banco Santander, e impedir que la filial chilena de la entidad española siga con el dominio del mercado local. Los Luksic que controlan el Banco de Chile, venderán parte de su participación en la entidad a Citigroup para que esta llegue a controlar más del 40% del Banco de Chile. Los Luksic y los Botín fueron socios hasta que en el año 1999 la familia más poderosa de Chile se quedó con el control del Banco de Santiago y cedió sus participaciones en el Santander. Desde entonces se enfrentan por el dominio del mercado chileno, que por ahora controla Botín.

Esta operación, es una opción de compra que Citigroup acordó con los Luksic cuando llegaron a un acuerdo en 2007, al adquirir una participación del 32,96% en la sociedad LQ Inversiones Financieras, filial del grupo local Quiñenco que maneja al Banco de Chile. El acuerdo también contempla la posibilidad de que Citigroup suba su participación en la entidad financiera hasta llegar al 50%.

Los analistas consultados por este diario han destacado que esta operación se produzca justo ahora cuando Bachellet deja el Gobierno de Chile y Obama es el presidente de EEUU. Han recordado que el Estado norteamericano tiene en su poder el 37% de las acciones de Citigroup, y que una decisión de tal calibre ha tenido que contar con el beneplácito de Washington.

Al aumentar su participación accionario en Banco de Chile, Citigroup cumple su estrategia de ser un actor importante en el país. Por su parte, el Banco de Chile, que ya posee oficinas en EEUU vería consolidada su inserción en los mercados globales, y puedo hacer otro frente al grupo Santander, que se ha erigido como uno de los holdings bancarios más fuertes a nivel mundial.

La operación es un gran negocio para el Grupo Luksic, ya que el pago total de Citigroup ascenderá a 1.026 millones de dólares. De esta manera recupera más de la mitad de lo que ha invertido en el negocio desde que ingresó en el sector en 1999. Esta gran liquidez permitirá a la familia Luksic continuar con su emprendedora visión empresaria.

El grupo Luksic no sólo mejora sus relaciones con compañías norteamericanas, sino que también ha desembarcado a su brazo minero, Antofagasta Minerals, en EEUU. A través de la compra del 65% del proyecto de cobre y níquel Nakomis, situado en el estado de Minnesota, a la canadiense Duluth Metals. Las fuentes de Antofagasta consultadas por Americaeconomica.com han aseguraron que la operación, valorada en 130 millones de dólares, incluye la adquisición del 7% de la compañía Duluth Metals. Nakomis tiene un gran potencial al ser una de las mayores exploraciones no desarrolladas en el mundo de minerales bases y preciosos.

La compañía minera de los Luksic adquiere inicialmente el 40% del proyecto de cobre y níquel de Nakomis, y se apropiará del restante 25% cuando hayan terminado los estudios de factibilidad y viabilidad financiera, para completar de esta manera la adquisición del 65% del proyecto estadounidense.

El presidente de Antofagasta, Marcelo Awad, ha indicado en un comunicado que la transacción va en línea con la estrategia de búsqueda y adquisición de recursos mineros de alta calidad con el objetivo de seguir mejorando las perspectivas de crecimiento a largo plazo. Awad considera que la operación será un éxito para Antofagasta, ya que el proyecto Nakomis tiene un gran potencial al ser una de las mayores exploraciones no desarrolladas en el mundo de minerales bases y preciosos.

El proyecto Nakomis, situado en el estado estadounidense de Minnesota, es un depósito de minerales bases y preciosos que contiene recursos estimados de 550 millones de toneladas indicadas y 247 millones inferidas, con una ley promedio de cobre de aproximadamente 0,6% y un promedio de ley de cobre equivalente de 1,5%.

La operación incluye la adquisición del 7% de Duluth Metals por parte de la compañía minera chilena. Antofagasta suscribirá 6 millones de nuevas acciones ordinarias de Duluth Metals a través de una colocación privada cercana a los 11,5 millones de dólares. La mayor parte de esta cantidad servirá para continuar los avances de exploración en Makomis en 2010.

En 1996 se reorganizó la estructura de propiedad del Grupo Luksic. Todas las inversiones financieras e industriales quedaron bajo el control de Quiñenco y las inversiones en minería y en ferrocarriles permanecieron bajo el control de Antofagasta.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA