Cuentas pendientes

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Gobierno mexicano pasa en estos momentos por una situación delicada: El su presidente, Felipe Calderón, ha sustituido a sus ministros de Interior, Economía y Presidencia para intentar aliviar asperezas políticas y conseguir llevar a cabo las reformas pendientes para que su mandato cobre significado. En especial la realacionadas con el mercado laboral, la lucha contra el narcotráfico y el control de los monopolios. El Gobierno mexicano pasa en estos momentos por una situación delicada: El su presidente, Felipe Calderón, ha sustituido a sus ministros de Interior, Economía y Presidencia para intentar aliviar asperezas políticas y conseguir llevar a cabo las reformas pendientes para que su mandato cobre significado. En especial la realacionadas con el mercado laboral, la lucha contra el narcotráfico y el control de los monopolios.

Estas reformas quedaron pendientes desde el término del periodo de sesiones extraordinarias que se celebraron en el Parlamento mexicano en el pasado mes de abril. Entre las más importantes hay que destacar la introducción de sanciones a las prácticas de monopolio, la regulación de la participación del Ejercito en la lucha antidrogas, así como algunas reformas en el ámbito laboral.

Para conseguir este propósito Calderón se ha visto en la necesidad de renovar su equipo de Gobierno. Tanto Fernando Gómez Mont responsable del Ministerio del Interior, como Patricia Flores del Ministerio de la Presidencia y Gerardo Ruiz Mateos del Ministerio de Economía han dejado sus puestos.

Los analistas consultados por algunos medios de la prensa internacional de orientación socialdemócrata estos relevos son un puro retoque, cuando lo que realmente necesita el gobierno es un cambio a fondo para afrontar los dos años que le quedan de legislatura a Calderón. Los expertos explican que lo que necesita México es aprobar reformas importantes, en medio de una violencia atroz y de una excesiva corrupción.

De todos ellos, la renuncia de Fernando Gómez Mont ha sido la más destacada por la prensa mexicana. El ex responsable del Interior ha mantenido fuertes diferencias con el Partido de Acción Nacional (PAN) de Calderón a causa de la estrategia política mantenida por este, más concretamente en lo referido a la alianza que este grupo político mantuvo con el opositor Partido de la Revolución Democrática (PRD) en las recientes elecciones estatales.

Estos mismos medios aseguran que Gómez Mont ha mantenido una relación bastante tensa con las distintas fuerzas políticas, especialmente con el principal grupo de la oposición el Partido Revolucionario Institucional (PRI). La continuidad de Gómez Mont al frente del Ministerio del Interior hubiera dificultado por tanto los planes de Calderón de aliviar las asperezas políticas y la consecución de sus reformas políticas.

José Francisco Blake Mora, nuevo ministro del Interior, en declaraciones recogidas por Reuters, es plenamente consciente de la situación política que vive su país y de la importancia de sumar todas las voces y todas las fuerzas políticas para hacer frente a todos los retos que les surjan como nación.

La renuncia de Gómez Mont en el cargo a salpicado también a la encargada de la Oficina de la Presidencia, Patricia Flores, ya que fue Gómez Mont quien la nombró para este puesto. Expertos en política del país han asegurado que Flores también había mantenido fuertes disputas con Calderón, por lo que este se libra de otro ‘enemigo’ para afrontar los dos años que le quedan de legislatura.

En cuanto a Ruiz Mateos, amigo del presidente, simplemente ha dejado el cargo de ministro de Economía para ocupar el puesto dejado por Gomez Mont, ya que tiene experiencia al haber desempeñado ese puesto durante ocho meses.

El sustituto de Ruiz Mateos, Bruno Ferrari, que había sido hasta el día de hoy presidente de ProMéxico (organismo del gobierno federal encargado de apoyar la exportación de empresas establecidas en México), tiene asignada la tarea de atraer capitales para dinamizar la actividad productiva y generar empleo.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA