Cuba y la factura alimentaria

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El estado cubano habría realizado una voluminosa repatriación del capital que mantiene en cuentas de bancos europeos a finales de 2011, según una información publicada por el portal de Internet Cuba Standard que cita datos oficiales del Banco Internacional de Pagos de Basilea correspondientes al último semestre del pasado año. Los últimos disponibles de esta serie histórica. Aunque no se han hecho comentarios oficiales sobre este descenso, los expertos relacionan la caída con el pago de la factura de las importaciones alimentarias. El estado cubano habría realizado una voluminosa repatriación del capital que mantiene en cuentas de bancos europeos a finales de 2011, según una información publicada por el portal de Internet Cuba Standard que cita datos oficiales del Banco Internacional de Pagos de Basilea correspondientes al último semestre del pasado año. Los últimos disponibles de esta serie histórica. Aunque no se han hecho comentarios oficiales sobre este descenso, los expertos relacionan la caída con el pago de la factura de las importaciones alimentarias.

A finales de diciembre de 2011, el dinero que Cuba mantenía en sus cuentas exteriores ascendía a 5.649 millones de dólares, pero al cierre de diciembre de ese mismo año, sólo tenía 4.100 millones, un 24% menos.

Y la repatriación de esos capitales está siendo asociada muy especialmente con las deudas que se mantenían con los arroceros vietnamitas. También con algunos vencimientos de las emisiones de deuda colocadas entre inversores individuales en el mercado londinense.

A pesar de que la Isla no está presente en los mercados financieros internacionales, siempre ha realizado operaciones privadas para nutrir los famosos ‘fondos del Comandante‘ que desde hace décadas tiene en el exterior.

Otra medida totalmente diferente para lograr liquidez del ejecutivo de Raúl Castro va a ser gravar las maletas que llegan al territorio. El gobierno cubano acaba de decidir que los viajeros que acudan a la Isla con equipajes de más de 20 kilogramos que cuesten más de 50 dólares o pesos cubanos convertibles, deberán pagar unos fuertes aranceles.

De este gravamen van a quedar exentos todos aquellos visitantes o residentes de la Isla que porten equipajes de un peso igual o inferior a los mencionados 20 kilos. Cuando se supere esa cifra, se tendrá que pagar 10 pesos por cada kilogramo que sobrepase el límite sin ese impuesto.

Según ha publicado la aduana del país, esta medida empezará a ser efectiva a partir del próximo 3 de septiembre. El pago de este arancel será diferente para los cubanos y residentes que para los turistas. Los ciudadanos de la Isla podrán pagar en los pesos cubanos, mientras los extranjeros de paso deberán pagar en pesos convertibles.

Los artículos que esta medida tributaria piensa seguir son el calzado, la ropa, los alimentos, los artículos de aseo personal y del hogar, las joyas y la bisutería, así como los perfumes y enseres similares. Estas medidas se suman a otra que comenzó a aplicarse en junio, sobre la importación de alimentos al país. Pero las medicinas permanecen exentas.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA