Cristina vs. Christine

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El enfrentamiento entre la directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, y la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner alcanza uno de los momentos más álgidos. El organismo decidirá este viernes si toma medidas contra el Gobierno argentino por las dudas en cuanto a la veracidad de las estadísticas sobre la inflación.

El enfrentamiento entre la directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, y la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner alcanza uno de los momentos más álgidos. El organismo decidirá este viernes si toma medidas contra el Gobierno argentino por las dudas en cuanto a la veracidad de las estadísticas sobre la inflación.

Los denominados ‘hombres de negro’ han acudido esta semana al país latinoamericano para revisar los datos ofrecidos por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec). Y ha anunciado que tomará una decisión acerca del asunto tras estudiar con lupa las cuentas.

El conflicto entre Argentina y el FMI es largo, las estadísticas del Indec siempre han sido cuestionadas, pero parece que el organismo se ha cansado de la situación. La gota que colmó el vaso fueron las últimas cifras sobre inflación.

El Indec cifró la inflación del país en 2012 en el 10,8%, mientras que las consultoras privadas la sitúan cerca del 25%. Días después el FMI anunciaba que la dirección ejecutiva del organismo revisaría las estadísticas oficiales de Argentina el 1 de febrero. Además, la directora del organismo envió una misión al país para preparar junto a las autoridades nacionales un informe sobre la situación del sistema financiero.

Al cierre de esta edición todavía no ha noticias sobre los resultados del estudio de estos datos, pero como apuntó Lagarde, el FMI podría sancionar al país latinoamericano.

El pasado mes de septiembre, la directora del organismo monetario ya advirtió sobre el asunto.

En una intervención en el Peterson Institute for International Economics que sacó la “tarjeta amarilla” a Argentina y aseguró que podría “enseñar la roja” y plantear los primeros trámites para que el país saliera del organismo. El FMI dio al Gobierno argentino tres meses para aclarar y remediar la escasa veracidad de las estadísticas presentadas, ahora sabremos el final de la disputa.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA