Cristina Fernández se enfrenta a los ecologistas argentinos

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Cristina Fernández tiene encima de la mesa diversas protestas ecologistas que se están realizando en todo el país contra la minería a cielo abierto. La presidenta argentina ha cambiado su discurso respecto a su primer mandato y ha pasado de ser tolerante con las protestas de los movimientos sociales a apoyar a las empresas mineras. Cristina Fernández tiene encima de la mesa diversas protestas ecologistas que se están realizando en todo el país contra la minería a cielo abierto. La presidenta argentina ha cambiado su discurso respecto a su primer mandato y ha pasado de ser tolerante con las protestas de los movimientos sociales a apoyar a las empresas mineras.

Nada más salir de la operación de tiroides, la mandataria avaló de cierto modo, con sus palabras a las compañías mineras. Acusó a los ecologistas de no atacar las prospecciones en búsqueda de hidrocarburos que se están realizando en las islas Malvinas.

Los ecologistas argentinos creen que el gobierno de la viuda de Kirchner tiene una actitud dañina para el medio ambiente. Entre otras acciones, le echan en cara que vetara la ley de 2088 de Glaciares que limitaba la extracción de minerales. Le acusan a Fernández de tener lazos personales con las mineras del país.

Las protestas han ido recorriendo diferentes zonas de Argentina. Hace unas semanas comenzaron en la región de La Rioja, dónde los residentes del pueblo de Famatima lograron que el gobierno regional paralizara un proyecto minero de la canadiense Osisko.

Posteriormente las revueltas llegaron a la región de Catamarca. Allí los habitantes de las localidades de Tinogasca, Belén y Andagalá, han rechazado el proyecto de Bajo de la Alumbrera de extracción de oro y cobre. Según algunas fuentes, estas reivindicaciones contaban con la complicidad de la policía local.

Esta prospección de Catamarca, la explota la compañía internacional Xtrata que es la mayor del mundo en la producción de carbón. Xtrata tiene sus sedes en Suiza y el Reino Unido.

El sector minero es uno de los principales ingresos de la economía argentina, lo que en términos macroeconómicos supone el 3,3% del Producto Interior Bruto (PIB). Este acercamiento de Fernández es para que supongan más dinero para el país de lo que son en la actualidad.

De todos modos, Argentina no es el único país que está sufriendo estas protestas. El movimiento ecologista-indígena contra las minas y en defensa del agua se han propagado ya a cinco países de Latinoamérica. Otros estados que también están sufriendo estas movilizaciones reivindicativas son Bolivia, Chile, Panamá y Perú.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA