Crece el optimismo

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff se ha enorgullecido de los últimos datos del mercado laboral. “Son impresionantes”, ha comentado a tenor de los últimos datos sobre el empleo. La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff se ha enorgullecido de los últimos datos del mercado laboral. “Son impresionantes”, ha comentado a tenor de los últimos datos sobre el empleo.

Dichas cifras se dieron a conocer el jueves por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), de carácter estatal.

En concreto, el IBGE, ha anunciado que Brasil cerró el pasado año con una tasa de paro del 5,4%, la más baja desde que se empezaron a contabilizar los datos, en el año 2003.

Estas cifras vienen a comentar que la última década, el número de personas sin trabajo se ha visto reducido a la mitad, al pasar de 2,6 millones a 1,3.

La mandataria escribió en su cuenta de Twitter que “este es el retrato de un país que viene creando oportunidades de empleo. Los números son impresionantes cuando son analizados a lo largo del tiempo”.

Al comparar la situación con la del año 2003 ha sacado pecho, pues fue justo en ese momento cuando asumieron el Gobierno.

El Instituto Brasileño de Geografía y Estadística ha comentado que los brasileños tienen ahora un mayor poder de compra. En concreto, este aumentó un 29,6% en los diez años señalados, lo que ha hecho que se pasé de una media salarial de 610 dólares a 795 en 2013.

La tasa de desempleo que se usa en Brasil se lleva a cabo contando el número de personas que busca trabajo en las seis mayores regiones metropolitanas del país (Sao Paulo, Río de Janeiro, Porto Alegre, Salvador, Recife y Belo Horizonte), por lo que no tiene en cuenta las que trabajan en el sector informal, las que ya no lo buscan o el resto del país.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA