Correa desafía a la banca

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las elecciones presidenciales de Ecuador están próximas y el actual mandatario, Rafael Correa, ya ha comenzado su campaña particular anunciando el incremento de los beneficios a los más pobres del país. Ahora que muchos de los ecuatorianos residentes en España desean regresar al país debido a la crisis europea, el presidente quiere que los bancos privados financien las ayudas a los más necesitados. Las elecciones presidenciales de Ecuador están próximas y el actual mandatario, Rafael Correa, ya ha comenzado su campaña particular anunciando el incremento de los beneficios a los más pobres del país. Ahora que muchos de los ecuatorianos residentes en España desean regresar al país debido a la crisis europea, el presidente quiere que los bancos privados financien las ayudas a los más necesitados.

Correa anunció esta semana en un medio radiofónico que las entidades financieras privadas ayudarían a pagar los subsidios destinados a la población más pobre del país latinoamericano. Para ello afirmó que se llevarían a cabo reformas, pero no especificó de que tipo de modificaciones se trataría, algo que sí ha detallado el presidente de la Asamblea, Fernando Cordero, que ha indicado que se eliminará la rebaja de la bancas en el Impuesto de la Renta.

“¿Cómo reducir las utilidades? Cobrándoles más impuestos”, ha anunciado Cordero antes los medios de comunicación, “¿Qué tributos? Los que le estamos perdonando”, ha añadido el presidente legislativo.

Según Cordero, la banca privada paga un 15% por el Impuesto de la Renta, mientras que los ciudadanos ecuatorianos tienen que abonar por este tributo un 25%. “Un privilegio que no encuentro razonable por ninguna parte”, aseguró.

Al parecer, esta es una de las propuestas de la reforma tributaria que presentará el Gobierno para reducir las ganancias de la banca privada y financiar el incremento del Bono de Desarrollo Humano.

El mandatario señaló en referencia a los bancos, en una entrevista a un medio radiofónico, que “ahora que tienen utilidades gigantescas históricas, vamos a hacer las reformas, que las tenemos casi listas, para trasladar al menos 200 millones de dólares de esas utilidades para financiar el bono de desarrollo humano”.

Por su parte, la Asociación de Bancos Privados de Ecuador (ABPE) ha reaccionado con malestar a la decisión del presidente y ha asegurado que “no es admisible que el sector bancario asuma adicionalmente el costo de cualquier proyecto gubernamental”.

La medida anunciada por Correa, con unas elecciones presidenciales muy próximas, responde a la propuesta del exbanquero y candidato Guillermo Lasso de elevar de 35 dólares mensuales a 50 dólares el Bono de Desarrollo Humano.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA