Conflicto entre viejos amigos

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Hace algunos años, cuando el desaparecido Néstor Kirchner estaba en el poder, era visible su buena sintonía con la familia Moyano. Sin embargo, ahora en el año 2012, la presidenta Cristina F. de Kirchner y ‘los Moyano’ han vivido uno de los episodios más tensos de su relación, por una huelga general convocado por los sindicatos controlados por los segundos. Hace algunos años, cuando el desaparecido Néstor Kirchner estaba en el poder, era visible su buena sintonía con la familia Moyano. Sin embargo, ahora en el año 2012, la presidenta Cristina F. de Kirchner y ‘los Moyano’ han vivido uno de los episodios más tensos de su relación, por una huelga general convocado por los sindicatos controlados por los segundos.

Algunas voces, como las madres de la Plaza de Mayo, han salido a criticar a ambos contrincantes. Según el colectivo, ni Cristina debería presentarse a la reelección, ni Hugo Moyano ha tenido un comportamiento ejemplar durante estos enfrentamientos con el poder del Gobierno.

Según publican los medios argentinos, la huelga convocada por ‘los Moyano’, líderes de la Confederación General de Trabajadores (CGT) contra el Gobierno de Fernández de Kirchner se ha saldó con un ‘empate técnico’ e insultos entre ambas fuerzas y tuvo una participación moderada que no llegó a paralizar al país.

Esto se debió principalmente a que el paro no fue multitudinario, puesto que sólo lo secundaron el transporte de cargas y educación, mientras que los gremios con mayor cantidad de afiliados trabajaron ayer con la mayor normalidad, aunque si fueron bastantes los sindicalistas que acudieron a la conferencia que dio el secretario al finalizar la movilización en la Plaza de Mayo.

En el acto, el sindicalista se mostró beligerante, aunque fue perdiendo fuelle y durante su intervención acabó por intentare ser conciliador. Aunque fueron varias las perlas que Moyano lanzó contra la presidenta argentina. Entre otras cosas, le pedió que abandonase “su soberbia y que tuviese un “gesto de humildad” para dialogar y volver a instaurar la confianza en el Gobierno.

Pero no se quedó aquí, sino que lanzó toda su artillería contra todo lo que se le puso por delante, contra la prensa, por “deslegitimar” su convocatoria, aunque sus críticas más duras acababan por volver una y otra vez a la presidenta.

Ante sus palabras los sindicatos respondieron con bocinazos y fuegos artificiales, mientras los colaboradores más cercanos al secretario aplaudían entusiasmados. Los únicos que no acudieron al discurso que cerró la marcha, como no podía ser de otra forma, fueron los detractores de Moyano, los ‘gordos’ y los independientes.

En el otro rincón del ring, Cristina Fernández optó por las amenazas veladas y en un vista a la provincia de San Luis, habló sobre el financiamiento chino para el Ferrocarril Belgrano Cargas para transportar toneladas de grano y aseguró que esta actividad debe hacerse por tren, ya que para hacerlo por camión necesitarían “una hilera de camiones hasta China”, lo que supone una alusión a Moyano y su huelga de camioneros. Aunque la presidenta ya había criticado a los sindicalistas antes del paro, “extorsión” fue una de las palabras que Kirchner usó para dirigirse a los pedidos de los sindicalistas.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA