‘Bloqueo’ comercial

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La ministra de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior de Brasil, Tatiana Prazeres, ha asegurado que su Gobierno estudia recurrir a la Organización Mundial del Comercio (OMC) por la suspensión de varios países de las importaciones de carne vacuna brasileña tras detectarse un caso atípico del mal de las ‘vacas locas’.

La ministra de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior de Brasil, Tatiana Prazeres, ha asegurado que su Gobierno estudia recurrir a la Organización Mundial del Comercio (OMC) por la suspensión de varios países de las importaciones de carne vacuna brasileña tras detectarse un caso atípico del mal de las ‘vacas locas’.

Según el Gobierno de Dilma Rousseff, no existe justificación para embargar la carne bovina brasileña tal y como han anunciado varios países, entre ellos Sudáfrica, China, Corea del Sur, Arabia Saudí y Japón. La Agencia Brasil estatal ha asegurado que Chile también se ha sumado a esta lista.

Las declaraciones de Prazeres llegan después que el secretario de Defensa Agropecuaria del Ministerio de Agricultura de Brasil, Enio Marques, hubiese asegurado el pasado 21 de diciembre que se tomarían medidas a partir del mes de marzo.

Marques añadió que una vez pasada esta fecha las autoridades brasileñas presentarán una “queja formal” en una rueda de prensa en la Organización Mundial de la Salud Animal (OIE).

El caso de vacas locas, clasificado por el Gobierno brasileño como “no clásico” de la encefalopatía espongiforme boviana (EBB) se confirmó tras llevar a cabo pruebas de laboratorio realizadas a una vaca que murió en el estado de Panamá del sur hace dos años.

Según la Secretaría de Defensa Agropecuaria del Ministerio de Agricultura de Brasil, las pruebas mostraron que la vaca tenía el agente que desencadenaba el EEB, aunque el animal no murió debido a ello.

De hecho, la OIE mantiene en Brasil la categoría de país con riesgo “insignificante” del mal de las “vacas locas”, a pesar de tratarse de un caso atípico, el primero registrado en el país latinoamericano.

En otro orden de cosas, el Ministerio de Agricultura libanés ha anunciado que suspenderá la importación de vacuno procedente de Panamá que afecta tanto al ganado vivo como a la carne congelada.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA