48 horas sin hacer campaña

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las dos jornadas de reflexión obligatorias de cara a las elecciones del domingo en Ecuador, dan hoy su pistoletazo de salida. Las dos jornadas de reflexión obligatorias de cara a las elecciones del domingo en Ecuador, dan hoy su pistoletazo de salida. Durante este tiempo queda prohibida “la difusión de publicidad electoral, opiniones o imágenes, en todo tipo de medios de comunicación, que induzcan a los electores sobre una posición o preferencia electoral”.

A tenor de esta normativa, Domingo Paredes, titular del Consejo Nacional Electoral, ha pedido al presidente Rafael Correa que no celebre su enlace sabatino de mañana. De hecho, ha insistido dos veces en esta petición durante esta semana para evitar que su influencia cale en los votantes.

Pero todo indica que el mandatario seguirá adelante con el acto. Ayer, el Gobierno ratificó que realizará mañana su enlace desde la Plaza Grande, en el Centro Histórico de Quito. En concreto, el secretario de Comunicación, Fernando Alvarado, señaló que el Mandatario tiene todo el derecho y la legitimidad de realizar el enlace.

La postura del Ejecutivo ha generado muchas críticas por no guardar concordancia con la norma electoral vigente e ignorar la petición de Paredes. De ello se ha quejado Medardo Oleas, exvicepresidente del desaparecido Tribunal Supremo Electoral de Ecuador (TSE), que ha asegurado que “existe una disposición que debe respetarse”. Según él, la actitud del presidente resta credibilidad a la autoridad electoral.

Lo mismo que opina Juan Carlos Solines, extitular del Consejo Nacional de Telecomunicaciones. “Estamos acostumbrados a unos ejemplos de prepotencia absoluta respecto a la ley. Creo que este no es un caso distinto”, quejó.

El Gobierno no ha hecho caso de estas opiniones, y además de defender el enlace (retransmitido por algunos medios) ha anunciado una intensa agenda de actividades en la ciudad, similares a las cumplidas en las últimas dos semanas.

Entre otros actos, el jefe de Estado se trasladará a un almuerzo popular en Chillogallo (sur) y hacia la tarde llegará al penal García Moreno, cuyos internos serán trasladados a la nueva cárcel de Latacunga.

Al parecer, las peticiones de Paredes han caído en saco roto para el mandatario, que seguirá con su agenda adelante.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA