Volver a empezar

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Administración Obama, vientos de cambio para la región, retrocediendo en el tiempo, Argentina , presidente GW Bush, noviembre 2005 , IV Cumbre de las Américas, momentos complicados, en las 36 horas que pisó suelo argentino, el mandatario afrontó protestas de partidos de izquierda, a los reclamos Momento de quiebra entre las relaciones norteamericanas y el continente, los mandatarios Néstor Kirchner de Argentina , el brasileño Ignacio Lula Da Silva y el venezolano Hugo Chávez Frías coincidieron en profundizar las relaciones e integrar la Patria Grande, no olvidando la inclusión del boliviano Evo Morales, con la premisa de dejar fuera del juego a Estados Unidos.

Con el cambio de inquilino, la Casa Blanca, vía Obama, su agenda, priorizaba la recuperación de la confianza de los países del sur, es así que en una Cumbre de las Américas, dijo a sus pares latinoamericanos «Buscamos platicar de igual a igual, no hay socios principales y socios menores en nuestras relaciones». vale como ejemplo, encuentro en Trinidad Tobago, América latina y el Caribe mostraban una actitud crítica hacia Estados Unidos. La constitución de la Alianza Bolivariana para los Pueblas de Nuestra America (ALBA), organización de ámbito regional promovida por Cuba y Venezuela, impulsada como contrapartida del ALCA impulsada por los EEUU, Bolivia, Nicaragua, Dominica, Honduras Ecuador, San Vicente y las Granadinas, y Antigua y Barbados han firmado la adhesión al bloque.

Hoy, el presidente Obama, fortalecido políticamente, no solo por consolidar el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP) sino, además por el acuerdo que limita el programa nuclear iraní, a cambio del levantamiento de sanciones, mientras que el TPP firmado por Washington y Autralia, Brunei, Chile, Japón, Malasia, Nueva Zelandia, Perú, Signapur, Vietnam, Canadá y México.

Tras su visita histórica a Cuba donde mediante un pacto con el presidente Raúl Castro y la reconocida mediación del Papa Francisco se inició un proceso de integración, sin precedentes, luego de 50 años de bloqueo, en lo económico, comercial y tecnológico. En cuanto a su visita a Argentina, tras ser visitada por el presidente Francois Hollande de Francia y el Primer Ministro de Italia Matteo Renzi, tras su visita el Gobierno argentino recibió con beneplácito las consideraciones y apoyo explicito, vislumbrando recuperar su antiguo rol, perdido por tiempos, uno de los principales referentes de América Latina.

En conferencia de prensa Obama, consideró al Gobierno argentino como ‘ejemplo’ para la región, las administraciones firmaron acuerdos de cooperación en comercio, defensa de los derechos humanos y combate al narcotráfico y el terrorismo, analizado como un fuerte respaldo al nuevo presidente Macri, con poco más de tres meses de gestión.

Obama agregó “Estoy impresionado porque el presidente Macri se ha movido rápidamente en muchas de las reformas que prometió para generar un crecimiento económico sustentable e inclusivo para reconectar a la Argentina con la economía global y la comunidad mundial.

Para la administración Obama supone el regreso a la región donde Washington había perdido terreno, analizado como un reposicionamiento en su patio trasero, denominación hegemónica, que se vio sacudida por la coordinación política e integración de países de la región con organismos como el ya mencionado ALBA, UNASUR -Unión de Naciones Suramericanas-, la CELAC -Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños- vale recordar la irrupción en América Latina de potencias extrahemisféricas, Rusia, China, Irán

La pregunta del millón, por el momento sin nubes en el horizonte, qué nos deparará el destino si el nuevo inquilino de la Casa Blanca es el enigmático Donald Trump, que será de ti, América, futurólogos abstenerse.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA