Poco hilo en el Carrete

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Al presidente venezolano Hugo Chavez Frías la situación en que se encuentra inmerso el país, le preocupa y demasiado, a la búsqueda desesperada de orientar la atención hacia situaciones stramboticas, como el fantasma de la guerra con Colombia, no hace más que tratar de tapar el sol con la mano, el grave problema que sacude al país es economico Al presidente venezolano Hugo Chavez Frías la situación en que se encuentra inmerso el país, le preocupa y demasiado, a la búsqueda desesperada de orientar la atención hacia situaciones stramboticas, como el fantasma de la guerra con Colombia, no hace más que tratar de tapar el sol con la mano, el grave problema que sacude al país es economico

Así. con una contracción del 4,5%, en el tercer trimestre del 2009, la contracción del segundo trimestre había sido del 2,4 por ciento, consecuenca de la dura caída en el PIB petrolero, la economía venezolana ha entrado en recesión, impensado tiempo atrás ya que el propio Hugo Chávez se jactaba de que su economía bendecida por la doctrina del socialismo del siglo XXI jamás iba a ser ni siguiera rozada por la crisis del mundo capitalista.

La realidad muestra a la economía venezolana a contramarcha de la realidad , ya que mientras un conjunto importante de economías del globo renacen a la crisis Venezuela se dirije a una situación de estanflación.-

Las proyecciones para la economía de Venezuela en relación al crecimiento en este 2009 apuntan a una contracción de hasta 2,2% en 2009, lejos del objetivo previsto por las autoridades economicas que calculaban en llegar a un cero por ciento.-

El PBI venezolano ha caído abruptamente sorprendiendo a los gurúes internacionales que esperaban una caída de un 1,5% para el período julio-septiembre. ante esta realidad, las estimaciones hacia el 2010 prevén un crecimiento de sólo un 0,5 por ciento.

Como dato por demás ilustrativo y que a ciencia cierta sustenta la situación no deseada se remite a la pauperrima administración de la riqueza petrolera que arrastró al resto de los sectores productivos que han perdido casi toda competitividad, como lo demuestra la cifra de exportaciones no asociadas al petróleo del tercer trimestre del año que alcanzaron solamente a US$ 919 millones, el peor desempeño desde el año 1997.

Además juega en contra un anclaje del tipo de cambio que ha sobrevaluado el bolívar y, por tanto, no hay competitividad, mientras que el clima de incertidumbre, y las expropiaciones alejan la inversión, situación reflejada en otras economías de la región que declaman su admiración por la administración chavista.-

La economía está en una situación de estanflación con una tasa de inflación anual en torno al 30% lo que evidentemente no deja margen para la competitividad del tipo de cambio oficial, el cual se aleja cada vez más del tipo de cambio paralelo.

El empresariado venezolano está realmente preocupado por la marcha de la economía que por lo que declame su presidente ,importante para el país es que se mantenga la calma y no entre en panico, lo que jugaría negativamente, sin lugar a dudas, ya que las decisiones sería impredecibles, todo pasa por el manejo de la situación.-

Otro punto en contra es el informe anual de la ONG, Transparencia Internacional, según el cual, Venezuela encabeza la lista de los países percibidos como los más corruptos en América Latina.

La crisis a la que ha entrado Venezuela, una economía que, gracias a las equivocadas políticas económicas, depende en exclusividad de sus recursos petroleros, puede echar por tierra las ambiciones de perpetuarse en el poder del actual mandatario.

No es que Chávez decida renunciar a sus aspiraciones reelecionistas, pero la crisis lo obligará a reinventar sus multimillonarios planes sociales y sus políticas de fuerte control estatal de la economía.

La economía de Venezuela profesa urgencias y requiere decisiones concretas para evitar que se deteriore aún más la situación lo cual puede llevarla hacia una profunda crisis, debe gestionarse economicamente, no politicamente ya que si esta toma control de la economía, el riesgo de crisis se eleva considerablemente ya que la política económica no hará lo que deba sino a gusto y piacere del político de turno.

En setiembredel 2010, hay elecciones lo que llevará a Hugo Chávez a mantener o a incrementar los planes sociales con fines electoralistas, y si realmente decide aumentar los planes sociales ¿Cómo hará para financiar el aumento en un contexto tan adverso? Situación que llena de temores a los sectores de mejor situación económica y a los empresarios de Venezuela, que esperan no ser ellos los invitados de cartón al confite.

A medida que avanza en su mandato, el mandatario venezolano acumula dificultades en su gestión., todo pasa por el manejo, el a b c de una administración coherente confiable y transparente, es tan dificil aplicarlo.-

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA