Menú a la carta

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Inmersos en el estrambotico menú que nos ofrece la región, tan condimentado y agridulce como nos acostumbra, trataremos de presagiar lo que vendrá, por supuesto que cuento con la inefable y desinteresada colaboración de Merlín,y su discipulo Fu Man Chu, pues bien, tal como lo hemos comentado prominentes especialistas han presagiado un ciclo de crecimiento para América Latina -sobre todo Sudamérica- donde especialmente el presidente Lula da por hecho un año maravilloso para Brasil, sin embargo si de politica se trata surgen a la superficie signos de interrogación que salpican la arena politica. Inmersos en el estrambotico menú que nos ofrece la región, tan condimentado y agridulce como nos acostumbra, trataremos de presagiar lo que vendrá, por supuesto que cuento con la inefable y desinteresada colaboración de Merlín,y su discipulo Fu Man Chu, pues bien, tal como lo hemos comentado prominentes especialistas han presagiado un ciclo de crecimiento para América Latina -sobre todo Sudamérica- donde especialmente el presidente Lula da por hecho un año maravilloso para Brasil, sin embargo si de politica se trata surgen a la superficie signos de interrogación que salpican la arena politica.

En Chile, atentos a la interna que desmembrará a la Concertación y si las encuestas no fallan, el país dará un giro de 360 grados, ya que el derechista Sebastián Piñera podría hacerse con la presidencia el 17 de enero.

Por el lado de Lula, las cosas no se le presentan color de rosa, ya que pese a su espectacular popularidad no logra posicionar a su candidata-sucesora, la ex guerrillera Dilma Roussef, por lo que el centro-derecha brasileña con el gobernador de San Pablo Jose Serra a la cabeza, primerea los sondeos.

En Venezuela y Colombia están inmersos en un dilema de seguridad que cada vez más los empuja en dirección a un incidente mayor, de consecuencias imprevistas, situación que sus respectivos presidentes hacen jugar en supuesto beneficio de cara a proximos comicios, uno, Uribe, enfrascado en un nuevo periodo, y Chávez con el fantasma que revolotea sobre las elecciones legislativas de este año, que sí pierde, le complicarían las presidenciales del 2012, con la inflación, la inseguridad la corrupción y el consumo de electricidad, como problemas que hacen que la gente se pregunte por los petrodólares, dónde están y dónde se fueron…

Paraguay entra en el juego: los opositores no abandonan la postura de bajar a Fernando Lugo del sillón presidencial y tratan de llevarlo a juicio político, sin embargo, persiste lo gris ya que la derecha no sabe qué hacer el día después.

En Ecuador, el presidente Rafael Correa, ve fantasmas desestabilizadores por todos lados, ahora es el turno de una conspiración encabezada por el ex presidente y coronel retirado Lucio Gutierrez, quién recordemos fue destituido por una levantamiento civil hace cinco años.

Pasando en limpio,una eventual victoria de Piñera, Chile soportaría fuertemente un eje del Pacifico que jugaría como contrapeso al arco del Atlantico, por lo que México, Panamá, Colombia, Perú y Chile -todos con acuerdos de libre comercio con EE.UU.- tendrían gobiernos conservadores en contraposición a gobiernos revolucionarios o reformistas de izquierda en la vereda de enfrente del continente

Lo curioso, Bolivia, que otrora mostrara fuertes signos de desestabilización tanto política como económica y hoy aparece como un país estable. Por último Uruguay, una incógnita, como jugará la partida el ex jefe del movimiento Tupamaro, Pep Mujica, es de esperar que continue en la senda transitada por Tabaré Vázquez, que tan buen resultado le propició al país.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA