Más dudas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Perú, reconocido por ser líder en la región en crecimiento y en desarrollo económico, recomendado a recibir inversión, con elecciones a la vuelta de la esquina, 5 de junio, se respira incertidumbre en el electorado, lo que va a marcar la carrera por el futuro inquilino de la Casa de Pizarro. Perú, reconocido por ser líder en la región en crecimiento y en desarrollo económico, recomendado a recibir inversión, con elecciones a la vuelta de la esquina, 5 de junio, se respira incertidumbre en el electorado, lo que va a marcar la carrera por el futuro inquilino de la Casa de Pizarro; es así que el votante que apoyó a la candidata del Frente Amplio, Verónika Mendoza (izquierda), quería un cambio y una opción diferente a las que representan Keiko Fujimori y Pedro Pablo Kuczynski, los vencedores del pasado domingo.

Sin embargo, no les quedan más que dos opciones, Keiko Fujimori, que representa al populismo de derecha, y el liberal Pedro Pablo Kuczynski, ex ministro de Economía de Alejandro Toledo, reconocido como un tecnócrata moderado.

Pero más allá de las especulaciones, la contienda final se dará entre ‘fujimorismo’ frente al ‘antifujimorismo’, recordando la segunda vuelta del 2011 donde Ollanta Humala se impuso a Keiko por sólo tres puntos.

Paradojas del destino el gringo deberá ir en busca de los votos ‘antifujimoristas’, lo que podría resultarle no muy grato, ya que en las últimas presidenciales no dudó en otorgar a Keiko su apoyo, en momentos de quedar fuera del camino a la Casa de Gobierno.

Los dos postulantes reflejan que el pueblo peruano, preocupado por la economía y la seguridad, envía una señal conservadora, los dos son candidatos del ‘establishment’, de la derecha peruana, Keiko, en línea populista, el gringo atado a la clase alta.

Según las últimas cifras Keiko obtuvo aproximadamente el 40% de los votos, PPK el 21,8, Veronika Mendoza un 18,5, es menester poner atención al 7% conseguido por el candidato Fernando Barnechea del Partido Acción Popular, histórico bastión de la derecha peruana, vale recordar al ex presidente Fernando Belaunde Terry, además del APRA, fundado por Víctor Raúl Haya de la Torre, quien con el dos veces presidente Alan García Pérez alcanzó el 6% de los sufragios, porcentajes que pueden resultar vitales en la partida del próximo 5 de junio. Válido considerar que los votantes de Mendoza no sienten simpatía alguna por el ‘fujimorismo’, siendo factible que en su gran mayoría opten por PPK, estimando que el ala dura podría inclinarse por el voto en blanco.

Keiko basó su victoria en su fuerte estructura partidaria -quizá la única en el país- la llegada directa con los pueblos marginados del Perú interior, sumado a zonas rurales y al voto duro que recuerda los tiempos de bonanza económica, que reconoce la lucha que Alberto Fujimori libró contra Sendero Luminoso.

Para llegar a la primera magistratura PPK, de 77 años, deberá incrementar sus adherentes entre los sectores más deprimidos económicamente y en el interior del país, además de salir con todo su arsenal en la conquista del electorado de Mendoza, 18,5%, Alfredo Barnechea (7%) y Alan García (6%)

No cabe duda que una de las claves en la segunda vuelta estará en el 25% del voto que se ubica más al centro y que podría votar o no por Fujimori.

Tanto Mendoza como Keiko tienen mucha votación entre los más pobres y en las zonas rurales. Estas últimas representan al 22% del electorado, mientras que Kuczynski concentra su respaldo en el sector urbano y entre las clases medias y alta

El mapa electoral se conformó de la manera siguiente, las regiones de la costa norte -la de mayor integración económica y con el mayor número de electores- y la de la Amazonía -en contraposición- las más aisladas y con el menor número de electores votaron por Keiko, quien además logró adueñarse del triunfo en Lima con un 40%, la que concentra el mayor número de electores, resumiendo la fórmula de Fuerza Popular ocupó el primer lugar en quince regiones del país, donde se destacan Loreto, Piura, Madre de Dios, La Libertad y Tambues.

Su adversario Pedro Pablo Kuczynski –PPK- a pesar de que sólo fue apoyado por la región de Arequipa donde obtuvo el 23,47%, seguido por Veronika Mendoza con un 22,04%, mientras que Keiko resultó tercera con un 20,84%.

Vale reconocer la buena elección de Veronika Mendoza, quien debido a su falta de moderación en su discurso limitó su crecimiento, no recurriendo a fin de moderarlo a mensajes más cercanos al centro, sumados a los cuestionamientos a la base de su plan económico, sin embargo logró la mayoría de votos en siete regiones, como ejemplo Ayacucho, Puno Moquegua y Tacna

El triunfo en primera vuelta le otorga a Keiko 70 congresistas de los 130, con lo que mantiene el control absoluto del Congreso unicameral. Si Keiko gana, contará con el poder absoluto, y si pierde el Congreso, será una piedra en los zapatos de PPK, sin lugar a dudas un sombrío escenario para los próximos cinco años.

Analizando las propuestas de cada candidato, estimamos a que sector de la población se dirigen, así que, Pedro Pablo Kuczynski, propone el resurgimiento de la economía, dada su vasta experiencia en preponderantes cargos públicos emparentados al sector económico. Keiko Fujimori, por su parte, apoya a los sectores más holgados económicamente especialmente de las capitales del país, sin embargo ha prestado atención a los sectores más postergados.

Al momento y tras salir a la palestra el sistema de descanso policial 24 x 24 , Keiko en un mitin en el distrito de Chosica, y con el fin de congraciarse con la familia policial, afirmó -que es injusto que se le impida a los policías trabajar en su día de descanso, como sí lo hacen otros profesionales, aprovechando además en criticar a PPK, el que, según expresó, ha comenzado a nombrar ministros, sin haberse impuesto en el balotage, desmereciendo su triunfo en primera vuelta. Sin duda Keiko ha pegado primero, lo que reflejan las primeras encuestas con vista al 5 de junio, la candidata de Fuerza Popular obtendría el 51,2% de los sufragios, contra el 48,8% de Pedro Pablo Kuczynski en base a votos válidos, los indecisos llegan al 5,8%, mientras que un 9,1% optarían por votar en blanco.

Comienza a recorrerse el sinuoso camino hacia la verdad, no será un lecho de rosas, ni mucho menos, el destino del pueblo peruano a la vuelta de la esquina.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA