La revolución del periodismo digital

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Periodismo digital, también llamado ‘ciberperiodismo’, es un término que sirve para describir a aquel periodismo, que tiene como espacio principal de desarrollo a Internet. Esta especialidad del periodismo emplea el ciberespacio para investigar, producir y, sobre todo, difundir contenidos periodísticos. Representa una nueva época del periodismo, que se encuentra muy relacionada con las nuevas tecnologías, lo que viene sucediendo desde finales del siglo XX. Actualmente, es posible, sintonizar emisoras, ver canales de televisión, ver películas, escuchar música, leer periódicos, así como libros, y todo ello a través de Internet. Este creciente fenómeno pone en peligro la existencia mínima de los medios de comunicación convencionales, aunque todo ello recuerda el siglo XIX, cuando empezaron a desarrollarse la fotografía, la radio, la televisión y el cine. En el Festival Internacional de Televisión de Edimburgo, en el 2007, se dijo que estaban los días contados para la televisión actual, porque el 85% de todo el vídeo que se ve es pregrabado y está puesto, en su casi totalidad en Internet. Cuando empezó a popularizarse la fotografía, se dijo que la pintura estaba en peligro. Lo mismo sucedió con el cine, que se pronosticó el fin del teatro. Con la televisión, se dijo lo mismo del cine y del periodismo. Pero hoy perviven todos, pintura, fotografía, cine, teatro, radio y televisión. Nos encontramos con Internet, en una situación semejante, pero especialmente comprometida. Ahora las cosas cambian muy rápidamente. La radio necesitó 38 años para alcanzar los 50 millones de oyentes, mientras que la televisión precisó de 13 años para alcanzar la misma cifra. En cambio, Internet, desde 1991 hasta 1995, es decir en un periodo de cuatro años, ha alcanzado más de 50 millones de usuarios en todo el mundo. Periodismo digital, también llamado ‘ciberperiodismo’, es un término que sirve para describir a aquel periodismo, que tiene como espacio principal de desarrollo a Internet. Esta especialidad del periodismo emplea el ciberespacio para investigar, producir y, sobre todo, difundir contenidos periodísticos. Representa una nueva época del periodismo, que se encuentra muy relacionada con las nuevas tecnologías, lo que viene sucediendo desde finales del siglo XX. Actualmente, es posible, sintonizar emisoras, ver canales de televisión, ver películas, escuchar música, leer periódicos, así como libros, y todo ello a través de Internet. Este creciente fenómeno pone en peligro la existencia mínima de los medios de comunicación convencionales, aunque todo ello recuerda el siglo XIX, cuando empezaron a desarrollarse la fotografía, la radio, la televisión y el cine. En el Festival Internacional de Televisión de Edimburgo, en el 2007, se dijo que estaban los días contados para la televisión actual, porque el 85% de todo el vídeo que se ve es pregrabado y está puesto, en su casi totalidad en Internet. Cuando empezó a popularizarse la fotografía, se dijo que la pintura estaba en peligro. Lo mismo sucedió con el cine, que se pronosticó el fin del teatro. Con la televisión, se dijo lo mismo del cine y del periodismo. Pero hoy perviven todos, pintura, fotografía, cine, teatro, radio y televisión. Nos encontramos con Internet, en una situación semejante, pero especialmente comprometida. Ahora las cosas cambian muy rápidamente. La radio necesitó 38 años para alcanzar los 50 millones de oyentes, mientras que la televisión precisó de 13 años para alcanzar la misma cifra. En cambio, Internet, desde 1991 hasta 1995, es decir en un periodo de cuatro años, ha alcanzado más de 50 millones de usuarios en todo el mundo.

Hay otro dato especialmente preocupante. Por la crisis económica, por Internet, o por ambos factores a la vez, se están produciendo en todo el mundo cierre de medios, recorte de plantillas y un futuro muy incierto para la profesión de periodista. Vamos a dar solamente unos pocos datos. El Reino Unido perdió el pasado año más de un centenar de diarios. Según los expertos, de los 13,000 periódicos locales del país habrán desaparecido la mitad a finales de este año. En los dos últimos años, en Italia se han perdido 700 empleos de periodistas.

Además, en Internet, cualquier persona puede informar. Por ello, aparte de la formación periodística profesional, en Internet el periodista deberá mostrar otras aptitudes para diferenciar su trabajo del resto de contenidos. Pero todo ello se encuentra hoy todavía en sus comienzos. Y, de momento, no se ve una salida rápida y eficaz.

Y ahora viene la polémica sobre el libro digital. Muchos han escrito que la era digital acabará con el papel. Pero la necesidad de papel crece de manera continua. No sólo en el uso general, para fabricar servilletas o bolsas, sino a la hora de plasmar textos, como cuadernos, libros o papel para la impresora. Aproximadamente, el 40% de los 1,500 millones de metros cúbicos de madera, que se extraen anualmente con motivos comerciales en todo el mundo, se utiliza en la producción de papel. Se trata de un consumo desgraciado pues, según algunos expertos, es una causa importante del cambio climático. De momento, la implantación del libro electrónico, posiblemente no reducirá sustancialmente el consumo de papel en la confección de libros.

Diversos dispositivos pueden ser utilizados como libro electrónico. Por ejemplo, un PC, una PDA, un portátil y cualquier dispositivo que posea una pantalla y memoria. Sin embargo, a finales de la primera década del siglo XXI, han comenzado a aparecer dispositivos cuya función es servir exclusivamente de libro electrónico. Estos dispositivos se caracterizan por un diseño que permite contemplar la versatilidad del libro de papel tradicional.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA