Histórico

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Histórica IED en la región, según el ultimo informe de la Cepal, América Latina y El Caribe recibieron 153.488 millones de dólares en el 2011, 26,9% superior al del 2010, el 10% de estos flujos mundiales, se trata de una cifra inédita, que algunos optimistas estiman podría superarse este año, no obstante el organismo advierte sobre la creciente repatriación de utilidades de las empresas transnacionales hacia sus países de origen. Histórica IED en la región, según el ultimo informe de la Cepal, América Latina y El Caribe recibieron 153.488 millones de dólares en el 2011, 26,9% superior al del 2010, el 10% de estos flujos mundiales, se trata de una cifra inédita, que algunos optimistas estiman podría superarse este año, no obstante el organismo advierte sobre la creciente repatriación de utilidades de las empresas transnacionales hacia sus países de origen. A modo de recuento en el 2010 la región recibió 120.880 millones de dólares, mientras que en 2009 la crisis económica internacional rebajó el ingreso 81.589 millones, el 2011 desplaza al máximo histórico vigente que se había registrado en 2008, cuando los ingresos totalizaron 137.001 millones de dólares.

Como principales receptores de inversión extranjera directa en la región en 2011 figuran Brasil (66.660 millones -43,8% del total de flujos a la región, México (19.440 millones), Chile (17.299 millones), Colombia (13.234 millones), Perú (7.659 millones), Argentina (7.243 millones), Venezuela (5.302 millones) y Uruguay (2.528 millones de dólares).

El ‘Top Five’ regional muestra a Brasil, Chile, Colombia, Perú y Uruguay los que alcanzaron récords históricos.

En América Central los ingresos de IED aumentaron un 36% con respecto a 2010 y se destacan los montos percibidos por Panamá (2.790 millones), Costa Rica (2.104 millones) y Honduras (1.014 millones). En el Caribe las entradas subieron un 20% en comparación con el año anterior, liderado por República Dominicana, con 2.371 millones de dólares.

Sin dejar de reconocer que aún algunos nubarrones sobrevuelan en los mercados financieros del globo , las economías de América Latina y el Caribe atrajeron importantes cantidades de inversión extranjera directa en 2011, montos que se ponderarían en el 2012.

Puntualmente Argentina, quien ocupa el sexto lugar del ‘ranking’, recibió IED por 7.243 millones de dólares, un 3% más que en 2010, superando ampliamente el registro promedio de 2000-2005, de 4.296 millones, además de los ingresos registrados en 2006 y 2007 (5.537 y 6473 millones, respectivamente), tomó distancia del récord de 9.730 millones registrado en 2008 -antes del inicio de la crisis mundial, Venezuela con 5.308 millones de dólares y Uruguay con 2.258 millones, se sitúan en el séptimo y octavo puesto respectivamente.

Este menú de variadas ‘perfomances’ explican el por que los inversores no están tomando a América latina como bloque, sino que analizan profundamente y al mínimo riesgo cada país en particular, los que deben aprobar exitosamente una serie de requisitos cada vez más exigentes.

Dato ilustrativo, el 46% de los ingresos netos de IED a la región correspondieron a reinversiones de utilidades, mientras que el 54% restante juega entre aportes de capital y préstamos entre compañías evidenciando la confianza que tienen las transnacionales en la región, la tendencia responde a la magnitud de activos acumulados por las transnacionales en la región y al aumento de su rentabilidad.

Números al canto las rentas de IED transferidas a los países de origen se han incrementado desde 20.000 millones de dólares anuales entre 1998 y 2003 hasta 84.000 millones anuales entre 2008 y 2010.

La Inversión Exterior Directa jugó su cartas fuertes por la especialización productiva con un 57% de la inversión -a excepción de Brasil- en el sector de recursos naturales, 36% en servicios y 7% en manufacturas.

La Unión Europea marcha como el mayor inversor en la región, con un promedio anual de 30.000 millones, destacando la relevancia de los sectores de energía eléctrica y banca, apuestan fuerte la italiana ENEL en energía, en la banca los españoles Santander y BBVA, el americano Citigroup y el canadiense Scotiabank, como contrapartida, las inversiones de las empresas translatinas (latinoamericanas y caribeñas) cayeron alrededor de un 50%, a 22.605 millones.

Los pronósticos para el 2012 aseguran que se mantendrá alto el nivel de IED, aunque debemos estar atentos a la crisis política económica en la zona euro, más al momento en que se experimentan vaivenes políticos de peso, tal el caso del triunfo del socialista Hollande en Francia y del poco claro panorama que reflejan las ultimas elecciones en Grecia, analistas, a pesar de los huracanes, se muestran optimistas y plantean una variación positiva en IED para la zona de alrededor de un cinco por ciento por sobre los históricos números del 2011.

Ahora bien, no existe duda alguna en que cada país, per se, será artífice de su propio destino.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA