El idilio continúa

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Controvertida y breve incursión por la región, que inspira murmullos en los países centrales, el primer mandatario iraní, Mahmud Ahmadinaejad, visitó Bolivia, recibido por Evo Morales en la sede del Palacio del Quemado, poco más de 100 sindicalistas que apoyan al actual mandatario, se sumaron a la bienvenida. Ratificaron su alianza antiimperialista, firmando acuerdo de cooperación, durante una visita de sólo cinco horas del mandatario iraní a La Paz. Controvertida y breve incursión por la región, que inspira murmullos en los países centrales, el primer mandatario iraní, Mahmud Ahmadinaejad, visitó Bolivia, recibido por Evo Morales en la sede del Palacio del Quemado, poco más de 100 sindicalistas que apoyan al actual mandatario, se sumaron a la bienvenida. Ratificaron su alianza antiimperialista, firmando acuerdo de cooperación, durante una visita de sólo cinco horas del mandatario iraní a La Paz.

Irán y Bolivia afirmaron que no acuerdan ante el colonialismo y la avaricia de ciertos Estados que fogonean contra su libertad. El mandatario boliviano refrendó los dichos, agregando que “existe una agresión permanente al visitante, a su gobierno y al pueblo de Irán, reafirmando su compromiso de acompañarlos en su lucha antiimperialista”.

Bolivia e Irán establecieron relaciones diplomáticas en el 2006, un año después el presidente persa las reafirmó cumplimentando acuerdos por más de 1.100 millones de dólares, enfocados en la agricultura, minería, hidrocarburos y salud, por otra parte, en el 2009 regresó a los efectos de inaugurar un hospital y poner en marcha dos fábricas de lácteos, al momento Teherán pretende analizar la posibilidad de explotar litio, reconocido como el oro blanco, en el andino Salar de Uyuni, la reserva más grande del mundo.

Partidas por 240 millones de dólares figuran destinadas a fabricar cemento se analizan dos proyectos, sin embargo hasta el momento se carece de información oficial sobre el avance de esos proyectos.

Tercera visita, ésta, de Ahmadinejad a Bolivia desde el 2007, momento en que ambos países establecieron de manera inédita relaciones diplomáticas, como retribución Evo Morales, viajó desde entonces dos veces al país persa.

Como una jugada del destino la llegada del ultraconservador Ahmadinejad a La Paz coincide con las intrincadas negociaciones que tienen lugar en Moscú sobre el plan nuclear iraní, donde existen significativas divergencias con los países de Occidente, tema urticante que preocupa en demasía al globo.

En otro frente, repasando la cocina interna, la visita de Ahmadinejad no cayó bien entre los opositores al gobierno de Evo, surgen así los dichos de la diputada Alejandra Prado se declaró “preocupada” porque consolida “relaciones peligrosas” . Argumentó que el régimen iraní “no respeta los derechos fundamentales de mujeres, niños y homosexuales” y sus relaciones “nunca fueron claras ni transparentes.-

Vale recordar un hecho que mantuvo un tanto frías las relaciones entre ambos países, como consecuencia del malestar manifiesto del gobierno argentino causado por la visita allá por el 2011 el ministro de Defensa iraní Ahmad Vahidi visitó el país del altiplano, con pedido de captura internacional por el ataque a la sede de la AMIA, en Buenos Aires en 1994, la justicia argentina considera a Vahidi bajo sospecha de pergeñar el ataque que provocó 85 muertes, seis de ellas de origen boliviano.

El Gobierno iraní ha expresado hasta el cansancio que sus relaciones con los integrantes del eje Bolivia, Venezuela, Nicaragua, Ecuador son estratégicas y sumamente válidas, pues las considera un dique de contención ante los constantes ataques del imperialismo y del sistema global, mientras que además actúan como válvula de descompresión ante su aislamiento internacional, bien sabe Irán que no juega al solitario en esta cruzada, China, Rusia, entran al juego, sin olvidar a los EEUU, quien todavía no despertó.

En la zona gris, los pasillos indiscretos señalan que el objetivo iraní es uranio para su programa nuclear, por supuesto negado por la administración Morales, sin embargo algunos afirman que el interés continúa vigente.

Al momento, atentos, los ojos bien abiertos todo puede suceder, los hechos demuestran que el idilio continúa.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA