Debate

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Este lunes 14, en la Universidad Católica Andrés Bello, de Caracas, se produce el segundo encuentro de los precandidatos democráticos venezolanos. Un debate que ha generado controversia interna. Lo apoyamos plenamente. Toca a nuestro Proyecto Bicentenario aportar la ineludible y necesaria visión de Este lunes 14, en la Universidad Católica Andrés Bello, de Caracas, se produce el segundo encuentro de los precandidatos democráticos venezolanos. Un debate que ha generado controversia interna. Lo apoyamos plenamente. Toca a nuestro Proyecto Bicentenario aportar la ineludible y necesaria visión de largo plazo.

Damos la bienvenida a la confrontación de ideas. Un país en extinción, reo entre un militarismo retrógrado y entreguista y una larga tradición carismática o de maquinarias partidistas, reforzados por la publicidad y la manipulación, necesita regresar a las ideas y la dialéctica. Sea lo que suceda en las elecciones presidenciales, resulta impostergable, de cara a los ciudadanos, discutir la problemática nacional, sus escenarios a futuro y sus soluciones.

Hemos estado al tanto de la preparación, no sólo por nuestra participación, sino por la relación con el movimiento estudiantil universitario, que lo promueve. Estudiantes partidizados –es un fenómeno notorio- e independientes, como Gabi Arellano, del Movimiento 13, de la Universidad de los Andes, han coincidido en la conveniencia del evento de intención dialéctica y han retado a la cúpula partidista, presente en la Mesa de la Unidad Democrática, que se mostró opuesta al intercambio, por razones fútiles.

La disposición de los participantes ha sido dispar. Del lado independiente y de organizaciones nuevas, ha sido total y entusiasta. Hubo filtración de información, según la cual uno o dos de los precandidatos mejor situados, de partidos establecidos, mostraron recelo e indisposición. La fuerza de la demanda nacional para la realización del evento, parece haber convencido a ambos. El requerimiento se ha movido fuerte en las redes sociales y el volumen de preguntas planteadas es abrumador. Esperamos que el evento nos permita el sano ejercicio de diagnosticar y reformular la vida nacional, tan afectada. Y, de paso, demostrar la superioridad cualitativa de la política democrática.

De nuestra parte, preocupados por el largo plazo y la sostenibilidad, hacemos énfasis en un tema nuevo en la discusión política nacional: el de la consolidación democrática: es decir, no sólo salir de la tragedia, ni siquiera sobrevivir bien los primeros cinco o diez años –la fulana transición democrática-, sino garantizar que el ejercicio de gobierno democrático y los caminos del progreso cultural, económico, institucional y social se intensifican y robustecen para siempre.

Tal como decimos en un papel de trabajo reciente, aún inédito, sobre el asunto, “Lo que sucede a Venezuela desde antes de 1998 –los problemas nacionales no comenzaron ese año- es, precisamente, el resultado de la deficiente gestión del largo plazo del ciclo democrático iniciado en 1958. Eso no puede volver a ocurrir”.

De igual forma, sostenemos que la tarea a largo plazo “es un tema societal. Y exige precisa inteligencia”. Que “para las universidades es un tema retador (el cual) asumimos plenamente. En los planos cultural, económico, político, social; los cuales, para su logro, se expresan en resultados institucionales, formales e informales (…) El Proyecto Bicentenario, de las universidades nacionales, apunta a eso. No sólo a la exploración y selección de las opciones de futuro, con todas sus exigencias conceptuales, sino al programa concreto de acción, de propósito prospectivo y pleno valor estratégico, que garantiza el logro en la práctica”.

Las Universidades, entonces, el recinto de la cultura, las artes y el espíritu; pero, también, del más probado compromiso con la libertad, asumen su compromiso con la nación. Hacerlo a favor de una iniciativa de nuestros aguerridos estudiantes nos llena de orgullo.

*Santiago José Guevara García

(Valencia, Venezuela)

sjguevaragarcia@gmail.com / @SJGuevaraG1, en Twitter

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA