Costa Rica en primera línea

Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en reddit
Compartir en telegram
Compartir en email

Costa Rica se perfila como el país que acapara, por mérito propio, los mayores elogios en la región, una de las democracias más consolidadas de América. Costa Rica se perfila como el país que acapara, por mérito propio, los mayores elogios en la región, una de las democracias más consolidadas de América, es el único país de América Latina incluido en la lista de las 22 democracias más antiguas del mundo, fue reconocida mundialmente por abolir el ejército el 1 de diciembre de 1948, abolición que fue perpetuada en la Constitución Política de 1949.

Ocupa el primer lugar en el índice de progreso social, manteniendo el puesto 25 a nivel global, por debajo de Eslovaquia y delante de la República Oriental del Uruguay, otra estrella rutilante dentro del contexto regional.

La posición alcanzada por Costa Rica en este item, se soporta por su especial desempeño en salud y a mecanismos de progreso social, entre los que debemos apreciar el movimiento solidario y cooperativo. El solidarismo es un sistema que fomenta la producción, democratiza el capital y satisface las aspiraciones de empresas de empresarios y trabajadores, filosofía contraria a la lucha de clases, prioridad cero -unión entre el capital y el trabajo, patrón y trabajador, juntos, mancomunados en incrementar la producción y por consiguiente mejorar las condiciones socioeconómicas de los trabajadores-. Tiene su origen en una experiencia netamente costarricense, basada en el concepto de solidaridad que señala la doctrina social de la Iglesia, como antecedentes recordamos las reformas sociales de 1940-1943, su principal mentor fue el abogado y economista Alberto Martén Chavarría. Los tres últimos países de la región que figuran en la lista son Honduras en el puesto 77, Cuba en el 79 y Guyana en el 82.

Junto a Panamá y Chile, Costa Rica figura como de los más competitivos de la región, según el último índice elaborado por el Foro Económico Mundial, el que identifica fortalezas y debilidades entre los 144 países analizados, Suiza por sexto año consecutivo lidera el ranking.

La destacada posición alcanzada por el país centroamericano es sustentada por su destacado desempeño en los diferentes ratios de desempeño en los que es sometido a calificación, a los números nos remitimos. En la clasificación del índice de competitividad turística Costa Rica es el país que lleva el liderazgo en la región, ocupando la posición 42 de un índice sobre competitividad y atractivo turístico elaborado entre 133 naciones, según informe del Foro Económico Mundial, le siguen Brasil en la posición 45, México 51, Chile 57, Uruguay 63 y Argentina 65, a nivel mundial el país más competitivo es Canadá que avanzó cuatro lugares, desplazando a los EEUU del primer lugar. Valido es destacar que el informe considera que la seguridad es factor determinante en la evaluación, sumado a la pérdida de atractivo turístico que sufre la región.

En cuanto a la libertad de prensa, según un trabajo elaborado por Freedom House, grupo de defensa de los derechos humanos más influyentes y reconocidos de EEUU, el país centroamericano, catalogado como el líder regional, figura dentro del ranking global en el puesto 18 entre los únicos tres países de América Latina que califican de -libres- acompañado por Uruguay en el puesto 26 y Suirinam en el 28.

De acuerdo al Índice de la Paz Global Costa Rica ocupa el puesto 42 en la escala global, y el tercer lugar entre los países más seguros de América Latina, superado sólo por Chile y Uruguay, respectivamente. Según un estudio de la firma internacional FTI Consulting el país centroamericano, a pesar de ubicarse en una zona, denominada -caliente- califica como el más seguro de de América Latina, por encima de Chile y Uruguay, quienes completan el podio, el análisis evalúa países de acuerdo con su nivel de peligrosidad y en una escala de uno a cinco. Costa Rica califica con dos puntos -situación estable-.

Su índice de desarrollo humano es el séptimo de Latinoamérica y el segundo en América Central. Un indicador determinante a efectos de evaluar el éxito del sistema de salud es sin lugar a dudas, la esperanza de vida de la población, según datos de la OMS -Organización Mundial de la Salud- Costa Rica ocupa el segundo lote, junto a Cuba y Colombia, con un promedio de vida de 79 años, detrás de Chile que lidera con 80 años de promedio. Otro indicador trascendental es la mortalidad infantil, donde Cuba encabeza la grilla, donde la probabilidad de morir antes de los cinco años es de 6 cada 1.000 nacimientos, segundo figura Chile con 8, y luego Costa Rica con 10.-

En cuanto a la promulgación de leyes dirigidas hacia la igualdad de género Costa Rica ha sido pionera en América Latina, sin embargo persisten desafíos, pues estadísticas señalan la situación de desventaja en la que se encuentran las mujeres en el mercado laboral. A pesar de mayores niveles de educación de las mujeres, las tasas de empleo femenino son bajas, además el desempleo femenino sobrepasa al desempleo masculino.

El fortalecimiento de la participación política de las mujeres constituye también un desafío. Se registran avances en relación con la representación de las mujeres en el Congreso que alcanza un 33%, la mayor en América Latina.

Por último y analizando la evolución económica en Latinoamérica, es de manual reforzar urgentemente la competitividad mediante las inversiones y la implementación completa de reformas estructurales si se pretenden consolidar los progresos económicos y sociales en varios países en los últimos años. Como contrapartida se oponen una serie de elementos, como el bajo nivel regional de productividad, la falta de inversiones en áreas que luego contribuyen al crecimiento -infraestructuras, innovación y desarrollo de talentos- y reformas de urgente puesta en marcha que esperan en vano su ejecución, sin duda alguna que la baja productividad es el claro resultado de la insuficiente inversión en áreas tan vitales como la educación o la innovación.

En la región Chile, en el puesto 33 a nivel global, recuperando la posición perdida el pasado año, manteniéndose como la economía más competitiva de la región, de perfil muy estable, apoyándose en lo que se conoce como activos tradicionales. Respeto por sus instituciones, con los menores índices de corrupción, gobierno con un nivel de eficiencia en su gestión, sólida estabilidad macroeconómica, Panamá ocupa el segundo lugar en Latinoamérica y el primer en la subregión centroamericana, ocupando el puesto 48 a nivel mundial, y por lo que nos ocupa, Costa Rica continúa en franco ascenso en la clasificación global, escalando tres posiciones este año, ubicándose así en el lugar 51, llegando al tercer lugar del podio regional.

La gran fortaleza de los ticos -la historia dice que esta frase se conoce desde la guerra contra los corsarios de William Walker allá por 1857, pues afirma que los soldados de Costa Rica utilizaban en sus debates terminaciones de las palabras morfemas- unidad lingüística más pequeña recurrente-respectivamente el diminutivo y minimización- es contar con la mejor educación de la región, una buena capacidad para innovar y su avance considerable en términos de tecnología de la información y de las comunicaciones.

Evidentemente que existe un largo camino por recorrer, lo que no dudamos es que el país centroamericano, lo transita por el correcto.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA