Causa y efecto

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, firmó un decreto «de estado de excepción y emergencia económica», que extendió por 60 días los poderes especiales para hacer frente a una severa crisis económica. El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, firmó un decreto «de estado de excepción y emergencia económica», que extendió por 60 días los poderes especiales para hacer frente a una severa crisis económica y cuya gestión reprueba un 68% de los venezolanos, quienes se manifiestan en favor de que deje el poder, además de requerir elecciones ya.

A todo esto sumamos que el 84% estima negativa la situación del país pues temen que se acoten sus derechos civiles, vale recordar que el pasado 15 de enero había declarado un “estado de emergencia económica”, los números no ayudan para nada y la economía se contrajo por séptimo trimestre consecutivo desde comienzos del 2014; sólo en el tercer trimestre del 2015, el 7,1%, la inflación, terrible flagelo sufrido ‘por los que menos tienen’, aumentó al 141% a finales de septiembre 2015, predicciones del FMI estiman en un 720% para el año en curso.

Y por el Congreso cómo andamos, para nada mejor, su titular Henry Ramos Allup, aseguró que la administración ‘chavista’ está a las puertas de destituir a la Junta Directiva del Parlamento, sin dudas réplica fiel del ‘Fujimorazo’ que Maduro intenta perpetrar contra el Legislativo destituyendo la directiva del Parlamento con la posibilidad de anular el referéndum revocatorio, a fin de estirar los plazos a efectos de que no se produzca este año, sino el otro.

Volviendo al centro de la crítica situación. analizamos las razones por las cuales Venezuela se encuentra al borde del caos económico

Caída del precio del petróleo Crisis Energética…

El Oro Negro, principal sostén de la economía, lejos los tiempos en que el precio del barril del crudo se mantenía en los 100 dólares, entre el 2013 y 2014, al momento y a pesar de que en los últimos días ha revertido los cerca de 28,50 dólares por barril a aproximadamente los 48 dólares, el país bolivariano es el máximo perdedor en la región, ya que en este año las exportaciones le representarán unos 27.000 millones de dólares, contra los más de 75.000 millones ingresados en el 2014.

En cuanto a la crisis energética, Maduro presentó un plan de administración de carga eléctrica a efectos de reducir el consumo de energía, contempla un plan de restricción del servicio eléctrico por un término de cuatro horas diarias durante 40 días, el objetivo del plan -disminuir el consumo en 2.000 megavatios, así se preserva el nivel del embalse de la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar, ante la falta de precipitaciones por el efecto de ‘El Niño’.

Fragilidad de la Moneda

La moneda en el país caribeño cae a ritmo exorbitante en los últimos tiempos, en 2015 un dólar equivalía 175 bolívares, al momento aproximadamente 900 bolívares, resumiendo, un bolívar cotiza a menos de un centavo dólar.

Lucha por el Poder

A finales del 2015 el partido opositor Unidad Democrática obtuvo 109 escaños en las elecciones legislativas casi duplicando -55 asientos- del oficialismo, controlando el 65% del Congreso, permitiendo a la fuerza opositora a destituir integrantes del gabinete de Maduro, autorizar reformas que el mandatario no podrá rechazar, sin embargo el actual presidente, rápido de reflejos designó a nuevos integrantes del Tribunal Supremo de Justicia momentos antes de que los nuevos parlamentarios tomaran juramento, es así que los nuevos ministros podrían echar por tierra las leyes de la oposición, proyectando geométricamente la lucha por el poder, situación para nada aconsejable, ya que la tormenta política no es buena aliada de la economía, contribuyendo a un deterioro constante de la misma.

Suspensión de Pago

El país Bolivariano al borde de una suspensión de pagos en los últimos meses, pues sólo genera las suficientes divisas, gracias a las exportaciones de crudo, que no llegan a cubrir sus pagos de deuda. En este momento debe mas de 10.000 millones de dólares, cerca de 5.000 millones se deberían haber abonado en octubre y noviembre del pasado año. Analistas económicos aseguran que el default es la única aplicación posible en el 2016, entre las poco probables posibilidades de revertir 180 grados la situación estimamos que gobiernos aliados a Maduro (China, Rusia ó Irán) lo apoyarán incondicionalmente.

Bajo los actuales precios del petróleo, la administración ‘chavista’ se aproxima a un abultado déficit de caja -aproximadamente 20.000.000 millones de dólares para el año 2016, lo que intentará paliar con la venta de activos en el exterior, emisiones de deuda CITGO, descuento de facturas por cobrar de Petrocaribe, etcétera.

Crisis Alimentaria

Ante tal situación, el gobierno ha reducido la asignación de divisas a sectores productivos, generándole al sector graves dificultades, los que sin divisas se han visto imposibilitados de importar bienes claves, los que irremediablemente afectan el ciclo productivo, por ejemplo fertilizantes, repuestos para maquinaria, en el sector agrícola-agropecuario traducido en una reducción considerable de producción de carnes y cereales., sumado a que la principal cervecería del país interrumpirá su producción, responsable del 80% de la oferta, situación que afectará a 10.000 trabajadores directos y a más de 300.000 fuentes de empleo indirectas.

El sector farmacéutico, según el presidente de la Federación Farmacéutica Venezolana, Freddy Ceballos, se encuentra en tal estado que la oferta de medicamentos ronda el 20%, mientras que se le adeudan a proveedores extranjeros, algo más de 4.000 millones de dólares, además de fármacos, existe carencia en reactivos y materiales para laboratorios, equipos quirúrgicos y odontológicos.

Por último el Fondo Monetario Internacional en su reporte de ‘Perspectivas Económicas Mundiales’ señala que la economía venezolana registrará una caída del PBI de aproximadamente el 8%, el de mayor contracción a nivel mundial, arrastrando tres años consecutivos de retroceso económico.

Analistas financieros con datos del BCV Banco Central de Venezuela, acuerdan que desde 1999 al 2015, la administración ‘chavista’ ha administrado alrededor de 2 billones de dólares, ingresado por exportaciones petroleras, tributos directos ó indirectos, dividendos de PDVSA, utilidades de BCV, emisiones de bonos, créditos al Estado, además de emisión inorgánica del BCV.

Pues bien, hoy, la realidad muestra un país, lamentablemente deteriorado, desangrado, donde la grieta política se profundiza, frases grandilocuentes, la autocrítica, brilla por su ausencia, nos preguntamos ¿a quien le interesa el bienestar del pueblo, como se ven las cosas, creemos que a nadie?

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA