Una Rapunzel brasileña

Una brasileña de 12 años ha vendido sus 1,60 metros de pelo para poder comprar una casa a su familia. Natasha Moraes de Andrade, conocida ya como ‘Rapunzel’, no se había cortado el pelo desde que nació, con lo que su cabellera llegó a medir más que ella misma. Una brasileña de 12 años ha vendido sus 1,60 metros de pelo para poder comprar una casa a su familia. Natasha Moraes de Andrade, conocida ya como ‘Rapunzel’, no se había cortado el pelo desde que nació, con lo que su cabellera llegó a medir más que ella misma.

La joven obtuvo a cambio 1.200 euros, una suma que engordó gracias a donaciones anónimas. Natasha reside en la favela de Vidigal, en Río de Janeiro, y con el dinero quiere ayudar a su madre a construir una nueva casa.

La adolescente tardaba más de una hora en lavarse el pelo y cuatro horas en peinarse. Nada comparado con lo que tendrá que emplear ahora que su cabello mide tan sólo 40 centímetros.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA