Un juez español ordena la detención de 12 miembros de ETA y las FARC en Cuba y Venezuela

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El juez español Eloy Velasco ha cursado y entregado a Interpol órdenes internacionales de detención contra 11 miembros de ETA y de las FARC, que fueron procesados hace dos semanas por participar en cursillos sobre manejos de explosivos en la selva venezolana y planear el asesinato de altos cargos colombianos en España. Entre los terroristas procesados se encuentra Arturo Cubillas Fontán, que ha ocupado un alto cargo en el gobierno de Hugo Chávez. El juez español Eloy Velasco ha cursado y entregado a Interpol órdenes internacionales de detención contra 11 miembros de ETA y de las FARC, que fueron procesados hace dos semanas por participar en cursillos sobre manejos de explosivos en la selva venezolana y planear el asesinato de altos cargos colombianos en España.

Entre los terroristas procesados se encuentra Arturo Cubillas Fontán, que ha ocupado cargos de responsabilidad en la Administración de Hugo Chávez, donde ha desempeñado funciones como de director adscrito a la Oficina de Administración y Servicios del Ministerio de Agricultura del país.

Además de Cubillas Fontán, Velasco ha puesto en busca y captura a los etarras José Ignacio Echarte Urbieta, Ignacio Domínguez Achalandabaso, José María Zaldua Corta, José Ángel Urtiaga Martínez y José Miguel Arrugaeta San Emeterio.

Entre los miembros de las FARC reclamados se encuentran Gustavo Navarro Morales, Víctor Ramón Vargas Salazar, Omar Arturo Zabala, Emiro del Carmen Ropero, Rodrigo Granda y Luciano Martín. El juez les imputa los delitos de tenencia de explosivos, conspiración para cometer asesinatos terroristas, colaboración con organización terrorista y pertenencia, entre otros.

En el auto de procesamiento, dictado el pasado 1 de marzo, Velasco acusó al Gobierno de Venezuela de haber colaborado con ETA y con las FARC y destacó que la investigación que ha llevado a cabo durante cerca de un año y medio ha puesto de manifiesto la cooperación del Ejecutivo de Hugo Chávez en las relaciones entre ambas organizaciones terroristas. Venezuela, por su parte, ha negado cualquier vinculación.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA