Todo sigue igual…

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los precios de los alimentos básicos siguen al alza en la nueva Cuba. Se ha terminado el Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC) y, tras las promesas de cambios y muestras de buena voluntad para impulsar el progreso de la mayor de las Antillas, en La Habana vuelven ahora a enfrentarse a la cruda realidad. En esta ocasión, la que encierran los precios de algunos alimentos tan básicos como la leche en polvo, el trigo o el maíz.

La complicada coyuntura económica internacional ha elevado el coste de estos productos y desde Alimport, la empresa estatal cubana que se dedica a la importación de alimentos, se estima que éstas conllevarán un desembolso total de 308 millones de dólares durante 2011. O lo que es lo mismo, un 25% más de lo previsto inicialmente.

Algunos diplomáticos europeos afincados en la Isla han comentado que este incremento del gasto en el sector alimentario complicará que el régimen castrista pueda ahorrar la recaudación prevista con las exportaciones de azúcar o níquel, que también han incrementado sus precios este año en los mercados. Estos representantes internacionales consideran que lo conseguido por un lado servirá para cubrir el agujero del otro.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA