Telefónica sugiere a Portugal Telecom que consulte con sus accionistas la oferta sobre Vivo

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El director financiero de la española Telefónica, Santiago Fernández Valbuena, sugirió hoy al consejo de Portugal Telecom que deje que sus accionistas se pronuncien sobre la oferta de 5.700 millones de euros que lanzó para hacerse con el 100% de la brasileña Vivo. En una conferencia con analistas, el responsable de finanzas del grupo advirtió también que la decisión del consejo de Portugal Telecom de rechazar la oferta “causa preocupación sobre el buen gobierno de una compañía cotizada”. El director financiero de la española Telefónica, Santiago Fernández Valbuena, sugirió hoy al consejo de Portugal Telecom que deje que sus accionistas se pronuncien sobre la oferta de 5.700 millones de euros que lanzó para hacerse con el 100% de la brasileña Vivo. En una conferencia con analistas, el responsable de finanzas del grupo advirtió también que la decisión del consejo de Portugal Telecom de rechazar la oferta “causa preocupación sobre el buen gobierno de una compañía cotizada”.

Hasta ahora, los analistas de algunos de los bancos que conforman el accionariado del grupo luso ya han mostrado opiniones favorables a la OPA. Espírtitu Santo, propietario del 9,13% del capital, explica que “desde la perspectiva de los accionistas de Portugal Telecom y desde una óptica básicamente financiera, probablemente tendría sentido considerar la venta a Telefónica”. Barclays, que controla el 5,12%, destaca la lógica que para Telefónica tiene la toma de control del total de Vivo.

El consejo de Portugal Telecom se apresuró a rechazar la oferta el pasado martes, día en que se hizo pública, a pesar de la elevada oferta de Telefónica, que supone una prima del 145%, equivale al 78% de la capitalización del grupo portugués, es 10,9 veces superior al Ebitda de Vivo en 2009 y 32 veces más que el beneficio proyectado por la compañía brasileña para el ejercicio en curso.

Curiosamente, PT señaló que el rechazo del consejo había sido “unánime” cuando en su órgano de gestión se sientan dos representantes de Telefónica, José María Álvarez Pallete, el presidente de Telefónica Latinoamérica, y el propio Fernández Valbuena, que previsiblemente no debieron estar presentes en la votación. La operadora española es el principal accionista de la lusa, con un 10% de su capital.

Caiga Geral de Depósitos es otro de los accionistas relevantes, posee un 7,3% de sus acciones. El resto está en manos de capital no portugués, sobre todo fondos de inversión estadounidenses, más preocupados por conseguir rentabilidad a corto plazo que por las perspectivas de futuro de PT.

Una posible integración de Vivo y Telesp en Brasil generaría sinergias por importe de 2.800 millones de euros para Telefónica. La operdora asegura que estas estimaciones se basan en un consenso de mercado de 13 analistas y en las valoraciones de ambas compañías.

Telefónica demostró hoy su fortaleza comercial en un trimestre complicado. La mayor operadora de España consiguió elevar un 2% su beneficio en el primer trimestre, hasta los 1.656 millones de euros gracias “a una intensa actividad comercial” que se ha traducido en una aceleración del aumento de los ingresos.

Los resultados, que están en línea con las previsiones internas de la compañía, permiten a la operadora reiterar todos sus objetivos financieros hasta 2012, así como los dividendos: 1,40 euros por acción en 2010 y un mínimo de 1,75 euros por título dentro de dos años.

La contribución de sus negocios en Latinoamérica y Europa permitió que sus ingresos crecieran un 1,7% hasta los 13.932 millones de euros, frente a la caída del 2,1% en el conjunto de 2009, “a pesar de la devaluación del bolívar venezolano y la menor contribución del negocio en España, resaltando el valor de la alta diversificación del grupo”. En términos orgánicos las ventas aumentaron un 0,9% (+2,4%, excluyendo impactos regulatorios).

En Latinoamérica, Telefónica aumentó un 4,2% la facturación, hasta los 5.626 millones de euros, mientras que el Oibda descendió un 0,3%, hasta los 2.056 millones de euros. La compañía indicó que el subcontinente se ha consolidado como una de las regiones que encabeza la salida de la crisis y que el sector de las telecomunicaciones registra una “importante reactivación”. Casi dos terceras partes de los ingresos del grupo y el 58,1% del Oibda proceden ya fuera de España.

Además, Telefónica resaltó la solidez financiera de sus cuentas así como su “compromiso” inversor. En concreto, el grupo, que tiene cubiertos por caja los vencimientos de deuda de este año y ha centrado su actividad en financiar por anticipado parte de los vencimientos de la deuda de 2011, invirtió 1.191 millones de euros en los tres primeros meses del año, fundamentalmente destinados “especialmente a proyectos de transformación y crecimiento (banda ancha fija y móvil)”.

Las mayores inversiones financieras acometidas en este periodo se destinaron al pago por la adquisición de Hansenet (912 millones de euros) y de Jajah (145 millones de euros).

Según las previsiones de la compañía para todo el año, se espera un crecimiento de los ingresos de entre el 1 y el 4%, un resultado operativo antes de amortizaciones de entre el 1 y el 3%, y unas inversiones de entre 7.450 y 7.650 millones.

Telefónica cuenta ya con más de 273 millones de clientes en todo el mundo. El número de altas creció un 16,9% (en el primer trimestre), lo que unido a las actividades de fidelización, supone que la ganancia neta de accesos en el trimestre multiplique por 2,6 veces la del mismo periodo de 2009. El 30% de los 206 millones de clientes móviles son de contrato (+12%); y los accesos totales de banda ancha superan los 35 millones. Latinoamérica sumó en los tres primeros meses del ejercicio 3,7 millones de accesos (tres veces más que hace un año).

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA