SAB Miller y Heineken, listos para controlar la industria cervecera mexicana

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La industria cervecera mexicana podría pasar en los próximos meses a estar controlada por manos extranjeras, de concretarse los rumores de fusión del gigante Femsa con otras firmas internacionales, entre las que se baraja la británica SABMiller Plc o a la holandesa Heineken. Su principal competidor, Grupo Modelo, ya forma parte de un gran conglomerado internacional, Anhauser Bush InBev. La industria cervecera mexicana podría pasar en los próximos meses a estar controlada por manos extranjeras, de concretarse una fusión de Femsa con otras firmas internacionales, entre las que se baraja la británica SABMiller Plc o a la holandesa Heineken. Su principal competidor, Grupo Modelo, ya forma parte de un gran conglomerado industrial, Anhauser Bush InBev.

El interés de los inversores internacionales por el sector no resulta extraño a ojos de los expertos. Las grandes multinacionales cerveceras intentan buscar nuevas sinergias en el mercado para hacer frente al descenso del consumo mundial. Y México se ha convertido en un paraíso para esta industria, que en el país azteca factura unos 5.000 millones de dólares anuales. Una cifra en la que Grupo Modelo acapara el 51%.

El volumen de ventas de la cerveza importada en EEUU se contrajo un 4,2% en el primer semestre del año frente al mismo periodo de 2008, según la firma de investigación de mercados Nielsen.

Femsa, con José Antonio Fernández al frente, reconoció el pasado jueves que se encuentra en conversaciones que involucran a su unidad cervecera CCM. Sin embargo, aseguró que hasta el momento no hay nada concreto. La operación podría estar valorada en 9.000 millones de dólares.

Entre las marcas de cerveza que Femsa produce se encuentran Sol, Tecate y Dos Equis. Y muchos analistas apuestan por la fusión con Heineken, ya que la firma holandesa ha vendido las cervezas de Femsa en EEUU desde 2005 a través de un acuerdo comercial. Sin embargo, SABMiller es su socio principal en la embotelladora de The Coca Cola Company.

De concretarse una venta de la división de la mexicana, la empresa se concentraría en su negocio de refrescos, lo que la ha convertido en la segunda embotelladora más grande del mundo.

Las acciones de Femsa han ganado más de 17% en los dos últimos días, mientras que las de Modelo han registrado avances de casi el 8%, en medio de especulaciones sobre que también podría ser protagonista de nuevos movimientos corporativos.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA