Ricardo Salgado, presidente de Espirito Santo, pide a Portugal Telecom que acepte la oferta de Telefónica y se olvide de Vivo

Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en reddit
Compartir en telegram
Compartir en email

El presidente de Banco Espirito Santo (BES), Ricardo Salgado, en su condicíón de principal ejecutivo del mayor accionista de Portugal Telecom con casi un 8% del capital, ha pedido a la operadora luda que se olvide de Vivo e intente alcanzar un acuerdo con Telefónica, porque llegar a los tribunales para resolver las diferencias sería un “disparate”. El presidente de Banco Espirito Santo (BES), Ricardo Salgado, en su condicíón de principal ejecutivo del mayor accionista de Portugal Telecom con casi un 8% del capital, ha pedido a la operadora luda que se olvide de Vivo e intente alcanzar un acuerdo con Telefónica, porque llegar a los tribunales para resolver las diferencias sería un “disparate”.

En una conferencia en Lisboa organizada por el diario Jornal do Negocios, el presidente de BES, Ricardo Salgado, ha señalado que la mejor manera de evitar una OPA de Telefónica sobre PT “es dejar ir a Vivo” y ha insistido en que lo que los accionistas de la operadora lusa quieren es que “pueda reinvertir en Brasil, un mercado con el que tiene muchas cosas en común”.

El mercado especula con Oi, como alternativa, aunque tanto esta firma como la propia PT han desmentido la existencia de negociaciones hasta el momento.

El banquero incluso ha recortado la gran distancia que separa a las dos empresas de telecomunicaciones en dimensión y volumen de negocios. A modo de ejemplo ha asegurado que el Ebitda de Telefónica, de 22.000 millones de euros, permitiría nada más y nada menos que pagar la deuda pública de Portugal en seis años.

Salgado ha hecho estas declaraciones un día después de que Telefónica haya anunciado que ha contratado un segundo bufete de abogados para solicitar la disolución de Brasilcel, la compañía con la que detenta el 60% de Vivo con PT.

Telefónica advirtió el pasado 19 de julio de que iba a luchar por el control de Vivo en los tribunales después de que se agotase el plazo de su oferta de 7.150 millones de euros por la participación que la operadora portuguesa tiene en la operadora de móviles brasileña. La compañía española acusa a PT de incumplimiento de obligaciones por haberle ocultado que el Gobierno portugués iba a utilizar la acción de oro para paralizar la venta del 30% de Vivo.

“Es un disparate acudir al tribunal. Se va a perder mucho tiempo y tenemos que caminar para delante”, sostuvo Salgado en dicha conferencia en Lisboa.

El primer ejecutivo del Banco Espirito Santo ha asegurado además su compromiso con PT, para que el banco continúe siendo uno de sus mayores accionistas. BES está en Portugal Telecom desde la privatización del banco, en 1992.

De momento, sin embargo, el litigio judicial parece dibujarse en el horizonte a medio plazo. Telefónica ha contratado un segundo despacho de abogados, esta vez estadounidense, con el objetivo de disolver Brasilcel, la sociedad que controla al 50% con Portugal Telecom (PT) y romper así su alianza con la operadora lusa. Se trata de Dewey & Leboeuf, que le asesorará en los trámites de arbitraje que ha iniciado contra PT ante una Corte Arbitral en Amsterdam.

Telefónica cree que el consejo de PT tiene responsabilidad en lo ocurrido y este será uno de los aspectos que el bufete estadounidense resaltará en el arbitraje, ya que la ‘golden share’ se usó en casos distintos a los que figuran en los estatutos de la compañía portuguesa.

Según el grupo que preside César Alierta, el máximo órgano de gestión de Portugal Telecom no ha cumplido con sus obligaciones de información al mercado, porque ocultó el desenlace de la junta. La acción judicial del bufete estadounidense se sumará a la del despacho holandés De Brauw Balckstone Westbroek, cuya primera medida será interponer en breve plazo una denuncia en La Haya

Dewey & Leboeuf es un bufete neoyorquino con más de 1.200 abogados y presencia en 15 países y con una amplia experiencia en el sector de las fusiones y adquisiciones. Entre los casos más destacados en los que participó figuran su labor como asesor en la compra de Marvel Entertainment por parte de Disney el año pasado. También trabajó para eBay cuando vendió un 65% de Skype a inversores privados. La firma también representó al multimillonario Mark Cuban, dueño del equipo de baloncesto Dallas Mavericks, cuando la SEC le acusó de uso de información privilegiada.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA