Reducir el endeudamiento de Pemex, el gran reto de Suárez Coppel

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Además de las duras críticas recibidas por la oposición mexicana, el nuevo presidente de Pemex, Juan José Suárez Coppel, debe enfrentarse al principal problema de la petrolera: su abultado endeudamiento. Los analistas consultados por Americaeconomica.com aseguran que la deuda neta de Pemex asciende a 47.000 millones de dólares, una cifra que podría poner en serio peligro el desarrollo del yacimiento de Cantarell, el único que puede salvar a la compañía del brusco descenso de la producción que ha sufrido en los últimos años. Además de las duras críticas recibidas por la oposición mexicana, el nuevo presidente de Pemex, Juan José Suárez Coppel, debe enfrentarse al principal problema de la petrolera: su abultado endeudamiento. Los analistas consultados por Americaeconomica.com aseguran que la deuda neta de Pemex asciende a 47.000 millones de dólares, una cifra que podría poner en serio peligro el desarrollo del yacimiento de Cantarell, el único que puede salvar a la compañía del brusco descenso de la producción que ha sufrido en los últimos años.

Según los expertos consultados, la compañía ha emitido este año 6.260 millones de dólares en bonos corporativos, por lo que los analistas advierten que será muy complicado que la firma pueda hacer frente a sus próximos compromisos financieros, debido a que cada vez tiene menos producción de petróleo y, por lo tanto, menos ingresos de divisas.

Además, las emisiones de deuda se están haciendo a una tasa cercana al 7,5%, una cifra que podría hacer peligrar los logros que la firma obtendría con la reforma fiscal propuesta por la Secretaría de Hacienda en el paquete económico del 2010.

Con estas cifras, los expertos recuerdan que la deuda de Pemex aumentó un 20% entre el primer semestre del año pasado y el primer semestre de este, mientras que el EBITDA ha sufrido un descenso en este periodo de un 46%.

Para hacer frente a esta situación, los expertos aseguran que la única salida es aumentar la producción, algo que no se podrá conseguir si Coppel no logra que la iniciativa privada se convierta en parte del juego petrolero en el país, aportando la experiencia, tecnología y el capital que le falta a Pemex.

Los problemas financieros de la compañía no son nuevos. Por eso precisamente el presidente Felipe Calderón decidió designar a Coppel en sustitución de Reyes Heroles al frente de la petrolera. El nuevo presidente de la firma ha recibido duras críticas por su desempeño como director financiero de la paraestatal durante el Gobierno de Vicente Fox.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA