Perú inyectará 2.400 millones de dólares a su sector turístico

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Gobierno de Ollanta Humala está decidido a impulsar la capacidad económica de su país. Después de confirmar que la petrolera estatal Petroperú, va retomando una posición preponderante en su país, ahora le ha tocado el turno al sector turístico, que recibirá 2.400 millones de dólares (1.750 millones de euros) en los próximos años. El Gobierno de Ollanta Humala está decidido a impulsar la capacidad económica de su país. Después de confirmar que la petrolera estatal Petroperú, va retomando una posición preponderante en su país, ahora le ha tocado el turno al sector turístico, que recibirá 2.400 millones de dólares (1.750 millones de euros) en los próximos años.

La estrategia parece clara. Se trata de fortalecer las empresas nacionales en base a las posibilidades que ofrece el país. Así, la petrolera estatal, Petroperú, que lleva años sin explotar petróleo, es la mayor apuesta de Humala. Su revitalización, con un acuerdo de exploración con Repsol o la adquisición del 40% del gas que produce Pluspetrol, es una prioridad para el país. Sin embargo, no es el único.

Perú cuenta con un indudable atractivo turístico y el Machu Pichu o la selva amazónica dan buena muestra de ello. Sin embargo, en el Gobierno peruano existe la creencia de que puede ser más rentable de lo que actualmente lo es. Así, la viceministra de Turismo de Perú, Claudia Cornejo, ha anunciado hoy a EFE, en el marco de la XIX asamblea general de la OMT, una previsión de inversiones de 2.400 millones de dólares (1.742 millones de euros) para este sector.

Pese a que aun no han sido determinados, un total de ocho destinos turísticos van a recibir un promedio de 300 millones de dólares en los próximos años. El fin es mejorar la calidad de los productos que en ellos se ofrecen y elevar el gasto de los turistas. En la actualidad, los visitantes acuden a Perú por su oferta cultural y de naturaleza. En su mayoría, son un público de alto poder adquisitivo, lo que ha facilitado el aumento sostenido de los ingresos turísticos en los últimos años.

Así, este año se espera que la facturación por conceptos vinculados al turismo se eleve hasta los 3.300 millones de dólares, lo que representa un 15% más que en 2010. Los japoneses, que acuden en gran número a Perú y mantienen fuertes vínculos con el país, son los que más gastan (entre 2.500 y 3.000 dólares). Lo hacen muy por encima del gasto medio por turista, que asciende a 1.500 dólares.

La inversión anunciada se incluiría dentro de un nuevo plan estratégico a largo plazo, para el decenio 2011-2021, y cuyo objetivo es duplicar el actual número de llegadas extranjeras. Este año, Perú recibirá 2,5 millones de turistas, un 10 % más que en 2010, un ritmo de crecimiento que Cornejo espera que se mantenga en el futuro, lo que permitiría alcanzar a medio plazo, en 2016, los 3,6 millones, y, en 2021, superar los 5 millones de personas.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA