Lula cuadra las cifras de empleo gracias a la construcción civil

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La política para estimular el empleo que ha impulsado el presidente Lula da Silva en los últimos meses ha surtido efecto. De momento, sólo en noviembre se han generado casi 250.000 empleos según el ministro de Trabajo, Carlos Lupi. El tren de alta velocidad y la concesión de los Juegos Olímpicos de 2016 han llevado a que Brasil haya visto un gran incremento en sus obras de ingeniería civil. Además de éste sector, las industrias que han registrado mayor número de contrataciones son el comercio, los servicios y la industria de transformación de materias primas. La política para estimular el empleo que ha impulsado el presidente Lula da Silva en los últimos meses ha surtido efecto. De momento, sólo en noviembre se han generado casi 250.000 empleos según el ministro de Trabajo, Carlos Lupi. El tren de alta velocidad y la concesión de los Juegos Olímpicos de 2016 han llevado a que Brasil haya visto un gran incremento en sus obras de ingeniería civil. Además de éste sector, las industrias que han registrado mayor número de contrataciones son el comercio, los servicios y la industria de transformación de materias primas.

Entre estas cuatro parcelas del mercado brasileño han conseguido crear 246.695 empleos durante el pasado mes de noviembre, según datos que acaban de ser publicados. La cifra constituye un récord histórico que muestra el buen momento que, pese a la crisis global, está viviendo la economía del país sudamericano.

De hecho, representa casi el doble del empleo anotado hace dos años, en noviembre de 2007; momento en el que se contabilizaron algo más de 125.000 nuevos contratos.

Concretamente, el comercio ha aportado más de 116.000 nuevos puestos. El sector servicios ha anotado 87.000 registros y por último la construcción de infraestructuras civiles ha llevado a la creación de 17.000 contratos de trabajo.

Sin embargo la industria agropecuaria ha anotado una disminución en su número de empleados.

Se trata de datos aportados por el ministro de Trabajo, Carlos Lupi, conforme a las anotaciones del Registro General de Empleados y Desempleados (CAGED).

En el cómputo acumulado de lo que va de año, las políticas de Lula han generado más de 1.400.000 empleos, esta cifra supera los 9 millones si se computan los casi 8 años que el mandatario lleva al frente de Brasil; desde enero de 2003.

El objetivo para 2009 está superado, ya que hace una semana el propio Lula da Silva marcaba el propósito de acabar el año con 1.300.000 nuevos puestos de trabajo. Además en diciembre esperan registrar también datos positivos.

Según el ministro Lupi, se estima que el último mes del año sea muy bueno para el comercio del país. El mejor del gobierno de Lula, ha añadido. Lupi ha vaticinado una generación de empleo que ronde los dos millones para 2010.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA