Los peruanos, expectantes ante la investidura de Humala

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Sólo faltan unas horas para que Ollanta Humala sea oficialmente presidente de Perú, una buena noticia para unos, no tanto para otros. A partir de mañana, día de su investidura, el líder nacionalista deberá empezar a desempeñar todo el trabajo prometido a su población. El mayor reto de Ollanta es hasta qué punto realizará la gran transformación del país sin dañar el crecimiento económico, duda que mantiene a los peruanos entre la esperanza y el temor. Sólo faltan unas horas para que Ollanta Humala sea oficialmente presidente de Perú, una buena noticia para unos, no tanto para otros. A partir de mañana, día de su investidura, el líder nacionalista deberá empezar a desempeñar todo el trabajo prometido a su población. El mayor reto de Ollanta es hasta qué punto realizará la gran transformación del país sin dañar el crecimiento económico, duda que mantiene a los peruanos entre la esperanza y el temor.

Frente a las ansias de cambio que manifiesta buena parte de la población del país, especialmente en el interior agrario e indígena, y sobre las que Humala ha construido su proyecto político desde su primera postulación en 2006, la apretada segunda vuelta obligó al próximo mandatario a prometer que mantendría las líneas económicas de la última década.

La pregunta central se perfila entonces en cómo Humala logrará equilibrar en su política las esperanzas de cambio de una población que ansía acceder a ese crecimiento que los números macroeconómicos señalan y el miedo al cambio que existe entre los sectores empresariales y buena parte de la población de la capital Lima. Recordemos que durante la campaña electoral, el líder de Gana Perú no contaba con el favor del empresariado debido a sus antiguos coqueteos con políticas chavistas. Hecho que provocó la caída de la plaza limeña en repetidas ocasiones, tras la huída de inversores atemorizados por la victoria del nacionalista.

Los proyectos sociales prometidos por Ollanta jugarán un papel central en este nuevo cambio político. Sin embargo, las mayores expectativas recaen en las formas y maneras con las que el próximo mandatario afrontará los numeroso conflictos sociales y las demandas del interior del país. El político ha prometido que buscará dar prioeridad al diálogo frente a la confrontación, en referencia a la política que el Gobierno saliente de Alan García ha llevado a cabo durante los últimos cinco años.

De hecho, el actual presidente de Perú, que culminará este jueves su segundo mandato, se despide con un crecimiento económico líder en la región pero que no alcanzó para satisfacer las crecientes demandas populares, por eso se dice que le deja a su sucesor un hervidero de conflictos sociales.

En cuanto al equipo de Humala, éste dio a conocer el gabinete completo 48 horas antes de que asuma la presidencia. Estará integrado por una variedad de personalidades entre las que no hay ningún peso pesado del partido Gana Perú, del propio presidente. Está encabezado por un empresario judío, Salomón Lerner, que será el presidente del Consejo de Ministros, un estudiado nombramiento de cara a reforzar su imagen de moderado, y dejando atrás un nacionalismo extremo que había provocado gran desconfianza.

Este giro al centro de Humala se ha visto confirmado con los nombramientos en el área económica, muy bien acogidos por los mercados peruanos. Sobre todo después de confirmar la permanencia del presidente del Banco Central, Julio Velarde. Además de calmar a los mercados, este gabinete sirve para asegurarse el apoyo de Perú Posible, el partido del ex presidente Alejandro Toledo, que le permitirá tener una mayoría en el Congreso.

En cuanto a la investidura del mandatario, Hugo Chávez será uno de los pocos jefes de Estado que no estará presente en la toma de posesión del cargo de Ollanta Humala como presidente de Perú, ya que no podrá asistir por el tratamiento de quimioterapia que está recibiendo en Cuba. Otra ausencia será la de Raúl Castro, en su efecto acudirá el primer viceministro cubano, Machado Ventura.

Mientras, Cristina Fernández, la presidenta argentina; Rafael Correa de Ecuador; Evo Morales como presidente de Bolivia, Sebastián Piñera, mandatario de Chile y Fernando Lugo de Paraguay participarán en la investidura de presidente peruano.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA