Los países de América Latina cierran 2010 con los datos de desempleo más bajos de su historia

Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en reddit
Compartir en telegram
Compartir en email

La buena marcha de las economías latinoamericanas ha tenido en el empleo su mejor reflejo. Mientras países desarrollados como España son golpeados por el desempleo, que a finales de 2010 dejaba una tasa cercana al 20%, lo cierto es que la evolución ha sido contraria en el subcontinente. La mayoría de los países han mejorado sustancialmente los datos con los que cerraron 2009 y, según las previsiones, seguirán haciéndolo hasta mitad de 2011. La buena marcha de las economías latinoamericanas ha tenido en el empleo su mejor reflejo. Mientras países desarrollados como España son golpeados por el desempleo, que a finales de 2010 dejaba una tasa cercana al 20%, lo cierto es que la evolución ha sido contraria en el subcontinente. La mayoría de los países han mejorado sustancialmente los datos con los que cerraron 2009 y, según las previsiones, seguirán haciéndolo hasta mitad de 2011.

Los datos son sorprendentes si se comparan con el año 2003, no tan lejano en el tiempo. Países como Argentina o Colombia contaban con tasas de paro del 21,5% y 17,4% respectivamente, mientras que han cerrado el año, según los datos aportados por los institutos de estadísticas nacionales, con el 7,4% y el 10,8%. Se trata de una mejora que, lejos de ser estacionaria, los expertos consideran que se mantendrá en el tiempo.

Pero la tendencia se ha repetido en la mayoría de los países del subcontinente, que han mejorado sus datos con relación a 2009. Ecuador, que partía, a comienzos de 2010, con una tasa de 7,9%, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), lo ha cerrado con un 6,1%. El retorno de gran cantidad de inmigrantes que habían abandonado el país durante la crisis de principios de siglo, están regresando paulatinamente.

Brasil es el mejor ejemplo del paradigma latinoamericano. Como motor de creciiento de la región, el país carioca ha crecido hasta situarse entre las 8 economías de mayor peso del mundo, algo que le ha valido buenos datos en cuanto a desempleo se refiere. A la finalización de 2010, Brasil registraba la cifra más baja de paro de su historia, situándose en el 5,7% y muy por debajo del 8,5% con el que finalizó 2009 según datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

También México, la segunda economía latinoamericana, ha registrado buenos datos de paro. Pese a los problemas económicos y el crecimiento de la pobreza, el país azteca rebajaba el dato de 2009, del 6,2%, hasta el 4,8% a finales de 2010. Sin embargo, el dato esconde una creciente rebaja de sueldos y de dificultades para los trabajadores. Tras la subida de la gasolina a comienzos de año, se ha registrado un incremento en el empeño de bienes por parte de la población.

Uruguay, que busca desde hace años retornar a su posición de Suiza latinoamericana, es otro buen ejemplo de lo que se puede hacer con políticas económica correctas. Pese a que el año ha estado marcado por trifulcas entre sectores económicos y el Gobierno de José Mujica, lo cierto es que los datos de paro hablan de la creciente posibilidad de encontrar trabajo en el país. El descenso de más de un 1,2%, desde el 7,3% hasta el 6,1% de este año, refleja el nuevo contexto.

Por último, Venezuela ha cerrado el año, según datos del INE, con una tasa de desempleo del 6,5%, inferior al 6,6% del 2009. Chile por su parte lo ha hecho con un 7,1%, peor dato del esperado por los analistas, que confiaban que en que la buena situación de la economía del país tiraría del empleo.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA