Los negocios del Banco Santander en América Latina impulsan sus beneficios hasta los 2.215 millones de euros

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

América Latina ha sido de nuevo el gran impulsor de los resultados del Banco Santander, que ha obtenido unos beneficios de 2.215 millones de euros en el primer trimestre del año, con un 35% de las ganancias totales, gracias también al impacto positivo de los tipos de cambio. En Brasil, el beneficio atribuido alcanzó los 833 millones de euros, un 38% más que en el mismo período del año anterior. En dólares constantes, el incremento es de un 14%. En el resto de a región, el beneficio atribuido ha escalado hasta los 417 millones de euros, un 13% más que en los tres primeros meses de 2009 a pesar de la venta de Banco de Venezuela. En dólares, subió un 10%. América Latina ha sido de nuevo el gran impulsor de los resultados del Banco Santander, que ha obtenido unos beneficios de 2.215 millones de euros en el primer trimestre del año, con un 35% de las ganancias totales, gracias también al impacto positivo de los tipos de cambio. En Brasil, el beneficio atribuido alcanzó los 833 millones de euros, un 38% más que en el mismo período del año anterior. En dólares constantes, el incremento es de un 14%. En el resto de a región, el beneficio atribuido ha escalado hasta los 417 millones de euros, un 13% más que en los tres primeros meses de 2009 a pesar de la venta de Banco de Venezuela. En dólares, subió un 10%.

Las ganancias de 2.215 millones de euros de Banco Santander en el primer trimestre, servían en la jornada de hoy de bálsamo para el Ibex 35, que ayer se dejó casi un 3% tras la rebaja de rating de S&P a España. Tras batir las expectativas del mercado, la entidad presidida por Emilio Botín lograba ascender a pocos minutos del cierre cerca de un 4%, tirando de un selectivo que se anotaba a la misma hora una revalorización del 2,4%.

El Banco Santander obtuvo en los tres primeros meses del año un beneficio de 2.215 millones de euros, lo que representa un incremento de casi un 6% respecto al mismo periodo del pasado año. El consejero delegado de la entidad, Alfredo Sáenz, ha calificado de “magníficos” estos resultados a pesar del difícil entorno económico y gracias a la fuerte diversificación geográfica y de negocios del grupo.

Alfredo Sáenz ha destacado durante la presentación de las cuentas del primer trimestre que este incremento de los beneficios ha venido acompañado por una mejora en los ratios de capital del banco. El Santander cerró marzo con un core capital del 8,8%, 20 puntos básicos más que a diciembre de 2009 generados de manera orgánica. Tal y como ha adelantado el consejero delegado, esta generación orgánica permitirá a la entidad acabar con un ratio de capital de primera calidad superior al 9%. También se han observado mejoras en la calidad del riesgo, según Sáenz, que ha destacado que las entradas netas en mora cayeron por cuarto trimestre consecutivo. La tasa de mora se situó en el 3,34% con una cobertura del 74%.

En España, los dudosos alcanzaron el 3,59%, frente al 5,37% de media del sector. Desde el punto de vista del negocio, Sáenz ha recalcado que la estrategia central del banco es el crecimiento en depósitos, con prioridad en España a la “ganancia de cuota de mercado”. En ese sentido, la nueva campaña lanzada en España tiene como objetivo acelerar el flujo de “la clientela hacia la calidad” que ya se estaba observando, para ganar cuota en “un mercado en debilidad” por la reestructuración de las cajas de ahorros. Sin contar esta nueva oferta, que renta al 4%, el Santander captó en los tres primeros meses del año 30.000 millones de euros.

Sáenz se ha referido también durante su intervención a la bajada de rating realizada ayer por S&P a España hasta ‘AA’. Sin querer entrar en juicios, el ejecutivo ha pedido al Gobierno que “aplique, y aplique ya” las medidas necesarias para reducir el déficit y flexibilizar el mercado laboral, que a su juicio son “las dos claves” que cita la agencia de calificación para explicar su decisión. El Santander tiene una exposición a la deuda soberana española de 24.000 millones de euros, aunque, tal y como ha explicado el director financiero, José Antonio Álvarez, el impacto será mínimo ya que el grupo utiliza esta cartera sólo para cubrirse del riesgo de tipos de interés. La bajada de rating sí encarecerá la financiación mayorista, aunque el banco ya tiene cubiertos todos los vencimientos para este año, tras haber emitido durante el primer trimestre 15.000 millones de euros en deuda.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA