Los fondos de inversión internacionales se vuelcan con los bonos brasileños

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

En los últimos meses, los bonos brasileños han ganado atractivo entre los fondos internacionales y han desplazado el protagonismo de la renta variable. Según EPFR Global, los inversores han destinado en las dos primeras semanas de mayo 105,3 millones de dólares a la deuda estatal, tanto en reales como en dólares, mientras que han desinvertido 487,2 millones en las acciones que componen el Bovespa. En los últimos meses, los bonos brasileños han ganado atractivo entre los fondos internacionales y han desplazado el protagonismo de la renta variable. Según EPFR Global, los inversores han destinado en las dos primeras semanas de mayo 105,3 millones de dólares a la deuda estatal, tanto en reales como en dólares, mientras que han desinvertido 487,2 millones en las acciones que componen el Bovespa.

Los signos de agotamiento que muestran la Bolsa brasileña tras el rally que vivió el año pasado (83%) y la vinculación de la mayoría de sus empresas a las materias primas han provocado una estampida hacia la renta fija. Por ejemplo, las acciones de Petrobras han sufrido el descenso de los precios del crudo hasta totalizar una caída desde enero del 19%, mientras las de Vale do Rio, empresa ligada a la evolución del hierro, acumula en el año una bajada cercana al 3%.

Además, las positivas previsiones de crecimiento que tiene la economía de Brasil alientan la huida hacia los bonos estatales. Desde que comenzó el año, la rentabilidad de la deuda brasileña denominada en reales con vencimiento en 2012 se ha incrementado 44 puntos básicos hasta alcanzar el 12,38%. Este escenario se enmarca además en los cambios de política monetaria.

El pasado 28 de abril, el Banco Central de Brasil decidió elevar hasta el 9,5% los tipos de interés desde el 8,75%. La subida del precio del dinero, una medida esperada por el mercado, respondió a un intento de contener la inflación, que se situó en el 2,06% en el primer trimestre del año.

La inflación terminó 2009 en el 4,31%, por debajo de las previsiones oficiales. Los bonos denominados en dólares también atraen las atenciones de los fondos al ofrecer un rendimiento del 5,77% frente al 5,94% con el que cerraron 2009. El índice JPMorgan Chase ELMI que mide las ganancias de la deuda local brasileña se ha revalorizado un 3,1% este año, superando las subidas del 1,2% de los bonos de los mercados emergentes.

La principal patronal industrial de Brasil y los analistas del sector bancario elevaron recientemente sus previsiones de crecimiento de la economía del país para este año, que como mínimo se expandirá un 6%, según sus cálculos. La Confederación Nacional de la Industria (CNI) incrementó medio punto sus previsiones, hasta una subida del 6% del Producto Interior Bruto (PIB), un salto que se apoyará principalmente en la mejoría de la industria. Los cálculos del mercado bancario son aún más optimistas y predijeron una mejoría de la economía del orden del 6,30%.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA