Los exportadores de materias primas de Latinoamerica confían en que China mantenga la demanda

Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en reddit
Compartir en telegram
Compartir en email

Los exportadores mundiales de materias hierro y carbón han expresado, durante una conferencia celebrada en Río de Janeiro su confianza, en que las importaciones de China se dupliquen para el año 2020. El gigante asiático tendrá una demanda creciente debido al rápido aumento de la población en áreas urbanas del país, lo que implica una mayor tasa de consumo per cápita. Lo que aseguraría a las grandes compañías latinoamericanas un suelo para la demanda de sus productos a lo largo de una década. Los exportadores mundiales de materias hierro y carbón han expresado, durante una conferencia celebrada en Río de Janeiro su confianza, en que las importaciones de China se dupliquen para el año 2020. El gigante asiático tendrá una demanda creciente debido al rápido aumento de la población en áreas urbanas del país, lo que implica una mayor tasa de consumo per cápita. Lo que aseguraría a las grandes compañías latinoamericanas un suelo para la demanda de sus productos a lo largo de una década.

La creciente demanda podría verse frenada si los gobiernos internacionales estableciesen leyes medioambientales o si existiese escasez en los principales productos con los que se fabrica el acero.

En la actualidad, la nación asiática demanda un total de 600 millones de toneladas de hierro y 30 millones de toneladas de carbón. Pero en el año 2020, las importaciones de los minerales en China podrán aumentar a más de 1.000 millones de toneladas.

Dos factores podrían frenar esta creciente demanda. Esto sucedería si se produjese una escasez de hierro, carbón, agua o energía, o si los gobiernos mundiales emplazasen leyes de protección medioambiental.

El área urbana de China crece muy rápidamente. En la actualidad, las ciudades demandan una cantidad de 430 kilos de consumo de acero. Pero la tasa de consumo per cápita sobre la aleación metálica podría llegar a los 800 kg en el año 2020 si este crecimiento siguiera la tendencia actual. En el litoral este, el consumo puede llegar a 1.000 kilos antes de alcanzar el punto de saturación.

Según los expertos, el descenso en las importaciones de hierro de China es un fenómeno temporal que se debe a que los inventarios de acero del país están actualmente cubiertos y a una mayor producción local del metal.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA