Los depósitos en dólares se libran de la ‘pesificación’ prometida por Cristina F. de Kirchner

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La cruzada de Crisitna F. de Kirchner contra el uso generalizado de la divisa estadounidense que realizan los ahorradores argentinos tiene sus límites. Los juristas que han participado en la reforma del Código Civil para el uso generalizado del peso han asegurado que los depósitos en dólares no entrarán dentro de esta modificación, así como ya se anunció que los bonos tampoco estarán sujetos a ella. La cruzada de Crisitna F. de Kirchner contra el uso generalizado de la divisa estadounidense que realizan los ahorradores argentinos tiene sus límites. Los juristas que han participado en la reforma del Código Civil para el uso generalizado del peso han asegurado que los depósitos en dólares no entrarán dentro de esta modificación, así como ya se anunció que los bonos tampoco estarán sujetos a ella.

En concreto, el artículo que se ha presentado ante el Senado ha terminado así: “Hay depósito de dinero cuando el depositante transfiere la propiedad al banco depositario, quien tiene la obligación de restituirlo en la moneda de la misma especie, a simple requerimiento del depositante, o al vencimiento del término o del preaviso convencionalmente previsto”.

De este modo, muchas de las dudas que los ciudadanos tenían sobre el proyecto (que también incluye deudas y contratos, que pueden ser abonados en pesos) quedan, al menos, más despejadas. Desde que en noviembre comenzaron los primeros controles de compra de dólares, que se endurecieron en mayo, los ahorradores han sacado de sus bancos alrededor de 4.700 millones de dólares.

Para explicar todo lo que rodea al nuevo Código Civil ha sido el ministro de Justicia, Julio Alak, quien ha salido al paso y ha asegurado que “la iniciativa no incluye a los bonos emitidos en dólares, los títulos públicos y los depósitos bancarios”.

En la oposición, para el diputado de Coalición Cívica, Alfonso Prat Gay, ex presidente del Banco Central, no tiene “ninguna justificación la obsesión del Gobierno por la pesificación” porque, según ha asegurado, se trata de medidas que “ahuyentan depósitos y hacen perder reservas”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA