Latinoamérica, pendiente de la Cumbre de Durban

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Cumbre en Durban, que se desarrolla hasta el 9 de diciembre en esta ciudad sudafricana, sobre el Cambio Climático puede ser desastrosa para los países latinoamericanos, ya que no se prevé que se firme ningún acuerdo sustancial; hecho negativo para la región, ya que es una de las más afectadas por este mal. La Cumbre en Durban, que se desarrolla hasta el 9 de diciembre en esta ciudad sudafricana, sobre el Cambio Climático puede ser desastrosa para los países latinoamericanos, ya que no se prevé que se firme ningún acuerdo sustancial; hecho negativo para la región, ya que es una de las más afectadas por este mal.

América Latina es una de las regiones del mundo que más se ha visto afectada por el cambio climático en los últimos años. Lluvias intensas, huracanes, inundaciones o sequías inusuales en otras zonas han azotado la región. Por ello, un fracaso en Durban, sería también un fracaso para Latinoamérica.

En primer lugar, son muy poco los países que plantean renovar el Protocolo de Kioto, y, sin embargo, Latinoamérica es quiere que haya una continuación de este protocola que finaliza en 2012. Para ellos, es la única parte de todo el proceso que obliga a los países industrializados a cortar emisiones. Así como, contiene mecanismos que generan fondos económicos y los transfieren a los países más pobres.

Sin embargo, la Unión Europea es el único núcleo de países desarrollados que quieren renovar el protocolo. Japón, Rusia y Canadá se oponen a cualquier extensión del Protocolo y Japón pide que se le obligue a China a que participe en un posible nuevo acuerdo.

Por otro lado está el denominado ‘Fondo de Clima Verde’, que parte de un compromiso adquirido por los países industrializados para destinar 100.000 millones de dólares (75.770 millones de euros) cada año, a partir de 2020, para financiar proyectos contra el cambio climático en países en desarrollo, con una mezcla de recursos privados y públicos. De los que Latinoamérica se vería muy beneficiado.

Sin embargo, Estados Unidos se opone a cortar el vínculo entre el nuevo fondo y las Naciones Unidas quieren una mayor participación del sector privado.

Latinoamérica es una de las regiones más preocupadas por el cambio climático, de hecho, una reciente encuesta de Gallup señala que México, Colombia, Venezuela y Ecuador se encuentran entre los 100 países más preocupados por el calentamiento global.

Además, un sondeo reciente conducido por Nielsen entre 25.000 internautas en 51 países concluyó que en América Latina la preocupación por el cambio climático fue expresada por el 90% de los consultados, mientras que el promedio a nivel global fue de 69%.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA