Las Olimpiadas y el Mundial beneficiarán a los bancos brasileños

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los inversores internacionales se sienten atraídos por los bancos de Brasil. Es un buen momento para hacerlo dado el potencial de crecimiento del país, que tiene uno de los mercados mejor valorados entre los países emergentes. Según los analistas consultados por Americaeconomica.com, los acontecimientos mundiales incentivarán el crecimiento.Brasil tiene un sector bancario muy fuerte. Son bancos muy bien capitalizados y con mucha presencia en el terreno internacional, con un riesgo de activos relativamente bajo. Los inversores internacionales se sienten atraídos por los bancos de Brasil. Es un buen momento para hacerlo dado el potencial de crecimiento del país, que tiene uno de los mercados mejor valorados entre los países emergentes. Los acontecimientos mundiales incentivarán el crecimiento.Brasil tiene un sector bancario muy fuerte. Son bancos muy bien capitalizados y con mucha presencia en el terreno internacional, con un riesgo de activos relativamente bajo.

El sector está experimentando y seguirán teniendo, en consonancia con el país, un crecimiento bastante grande, por lo que resulta “muy apetecible para realizar inversiones”, en palabras de Claudio González, analista de la empresa chilena Tanner Corredores.

El sector bancario brasileño es muy competitivo. Tiene dos actores muy grandes, Itabú Unibanco y Bradesco, con un alto porcentaje de mercado. Otro actor bancario fundamental en el país es el Banco Santander Brasil, que recientemente ha realizado nuevas inversiones en la región. Para Emilio Botín, director de la entidad bancaria con sede en España, Brasil es una de sus principales apuestas ya que, en su opinión, “es uno de los claros ganadores de la actual situación internacional”.

Los dos acontecimientos mundiales que tendrán lugar en Brasil en los próximos años ayudan a las perspectivas del país. Tanto las Olimpiadas del 2014 como el Mundial de Fútbol que acontecerá en el año 2016 harán que las inversiones en obras públicas, así como en infraestructura, potencien aún más el crecimiento. Además del aumento que dos acontecimientos de tal calibre suponen para el consumo, la hostelería y el turismo de la región.

Estos festejos internacionales ofrecen aún mejores perspectivas para el sector bancario, ya que no podemos olvidar que los bancos son los principales proveedores de crédito, por lo que sus actividades y por lo tanto sus ganancias crecerán.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA