Las dudas sobre el futuro de Chávez desencadenan una oleada de rumores en Venezuela

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La oposición venezolana ha arremetido contra el presidente Chávez por el supuesto uso que habría hecho de las festividades por el Bicentenario de la independencia. Aseguran que, en contra de lo que ha sucedido, era un día de conmemoración, para el pueblo, de un hecho histórico nacional y no una subida a los altares del mandatario. Una vez finalizados los fastos, los rumores han vuelto a hacerse con el país. El más extendido asegura que Henry Rangel Silva será nombrado hoy ministro de Defensa, otro refleja la posibilidad de que Chávez regrese a Cuba en breve y hay quien habla de un presunto viaje de la oposición a la Isla. La oposición venezolana ha arremetido contra el presidente Chávez por el supuesto uso que habría hecho de las festividades por el Bicentenario de la independencia. Aseguran que, en contra de lo que ha sucedido, era un día de conmemoración, para el pueblo, de un hecho histórico nacional y no una subida a los altares del mandatario. Una vez finalizados los fastos, los rumores han vuelto a hacerse con el país. El más extendido asegura que Henry Rangel Silva será nombrado hoy ministro de Defensa, otro refleja la posibilidad de que Chávez regrese a Cuba en breve y hay quien habla de un presunto viaje de la oposición a la Isla.

Algunos ataques al mandatario han tenido sido portadores de duros mensajes. La representante del estado de Miranda en el Parlamento, María Corina Machado, a través de su cuenta de Twitter, manifestó que «el régimen sólo puede conmemorar su dependencia política de Cuba y su dependencia económica de los Estados Unidos». Machado, que participa en Los Próceres del acto de celebración del bicentenario de la independencia venezolana, afirmó: «Hoy conmemoramos 200 años de lucha contra el despotismo y la exclusión; y festejamos el indeclinable compromiso de construir ciudadanía».

Por lo general, las críticas han ido en una única dirección, la utilización que el chavismo habría hecho de las celebraciones en beneficio propio, asimilando para sí la buena imagen que la independencia tiene en el país. En este sentido, se achaca a Chávez el haber querido aparecer, ante los ojos de sus seguidores, como si la independencia hubiese sido un merito de el mismo.

Por el contrario, el país ha continuado hoy con la carrera de rumores que lo han embargado desde que el mandatario fuese ingresado en Cuba para, en primera instancia, ser intervenido de un absceso pélvico y de un tumor cancerígeno posteriormente. A su regreso, por sorpresa, el pasado lunes, las especulaciones hablaban de una reordenación de su gabinete. La “limpieza” vendría a fortalecer a sus adeptos y debilitar a quienes, dentro del partido, han dudado de su liderazgo por la enfermedad.

En este sentido, hoy se ha iniciado un rumor que apunta al posible nombramiento de Henry Rangel Silva, jefe del Ejército de Venezuela, como nuevo Ministro de Defensa venezolano. Rocío San Miguel, Presidenta de Control Ciudadano para la Seguridad, la Defensa y la Fuerza Armada Nacional, apostaba en su Twitter (@rociosanmiguel) por que así será. “Cobra fuerza cambio ministerial para esta tarde en Venezuela. G/J Henry Rangel Silva sería designado nuevo Ministro de la Defensa” aseguraba. Las últimas noticias, que hablan de una reestructuración del Gobierno, responden, según los rumores, a una purga de Chávez contra aquellos que han sido más díscolos en su ausencia.

A su vez, se ha extendido por Twitter la idea de que el líder bolivariano regresará en pocos días a Cuba para seguir tratándose el tumor con radioterapia y quimioterapia. Por el momento no hay confirmación oficial de que algo así vaya a suceder. Sin embargo, el gobierno chavista, en esta cuestión de la salud de su líder, está obrando de manera secretista, por lo que todo podría suceder.

Además, en algunos mentideros de Caracas cuentan una curiosa historia que, probablemente, tenga muy poco de cierta. Dicen que en los últimos días, algunos emisarios de ciertos grupos opositores venezolanos han viajado a La Habana para negociar con los ‘Castro’ sobre el futuro inmediato.

El objetivo que, supuestamente, tendrían estos ‘enviados especiales’ sería asegurar a la veterana dirigencia de la isla que, en el día después de las elecciones de 2012, si el ‘chavismo’ hubiera caído, las actuales relaciones económicas y comerciales se mantendrían invariables durante un buen periodo de tiempo. Más aún, llevan promesas de inversión de grupos privados para desarrollar algunos negocios que con Chávez no han conseguido cerrarse.

El motivo del entendimiento está, según quienes cuentan este cuento alucinado, en que los opositores venezolanos saben que Raúl no se fía de Chávez y, además, piensan que el ‘chavismo’, ahora que su líder está enfermo, sólo puede mantenerse a flote si Cuba ayuda. Las divisiones dentro del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) son patentes, y hay quien apuesta por que el regreso de Chávez, completamente inesperado, tiene mucho que ver con esos desajustes internos.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA